Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 6 de agosto de 2011

AAN DE AMSTERDAMSE GRACHTEN


«Aan de Amsterdamse grachten» (En los canales de Ámsterdam) de Peter Schott, seudónimo de Pieter Goemans. Elly Ameling, soprano; Louis van Dijk (¿?), piano.

              Por la vasta red van apareciendo sitios en los que se puede comprar música en formato mp3 o flac a muy bajo coste: seleccionas las pistas que quieres, abonas su precio y te las bajas directamente a tu ordenador. Una pega: los datos sobre la grabación, intérpretes y compositores siempre es muy deficiente, cuando no faltan unos faltan otros.
              De una de estas páginas compré hace poco un álbum doble  llamado: «Mozart - Schubert - Schumann - Purcell - Brahms - Duparc (Elli Ameling, [sic.])». La primera canción de dicho álbum es la que ocupa esta entrada. Al escucharla por primera vez me pregunté, ¿de cuál de los cinco compositores es esta canción? De ninguno de ellos. Esta canción es de Pieter Goemans, hijo de un diplomático que veía con malos ojos que su hijo se dedicase al «espectáculo» y que sólo consentía a Pieter escribir música si lo hacía bajo sobrenombre; escogió el de Peter Schott. Tampoco la grabación informa quién es el pianista que acompaña a Amelling, ni de quién es el magnífico arreglo del acompañamiento.
              Esta canción fue escrita en 1949 y su letra es un elogio a la ciudad de Ámsterdam. La música escrita por Goemans es muy hermosa; comienza en modo menor, utilizando especialmente su faceta natural; esta sección es de una tristeza, una melancolía, quizá evocadora de los tiempos pasados, los que la guerra había dejado atrás. Pero también hay una sección en modo mayor, cuya serena alegría quizá sea un canto de esperanza por los nuevos tiempos.
              Elly Ameling es una cantante excepcional, sin lugar a dudas una de las mejores del siglo XX. Su voz, de una impostación muy natural, es muy hermosa, de un timbre claro y dulce. Cantó con igual maestría muy variados estilos: ópera, Lieder, oratorio... Incluso fue una de las pioneras en cantar acompañada por instrumentos originales. Una mujer adorable, que siempre ha brillado por su discreción, buen gusto y una actitud siempre alejada de las estridencias del divismo.
              Es una canción preciosa, que podría ser una canción folclórica, o una canción escolar, que me cautivó desde el primer momento y no me canso de escuchar.  Una y otra vez.
              Quien así lo desee puede escucharla y bajársela desde el siguiente enlace:


4 comentarios:

  1. http://youtu.be/l4wHmwob3bg

    Repongo, Carlos. Esos enlaces...lo de siempre. Por un momento me imaginado, mientras escuchaba este plácido tema, estar agarrado de las manos de una bella mujer y danzar, danzar por Rokin. Los 8 primeros segundos de piano son pura coquetería.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, buenos días, gracias de nuevo, Manuel, ahora mismo me pongo a buscar la canción y la vuelvo a subir con DivShare, con quienes me hice una cuenta Premium para darle duracel a las subidas. ¡Qué canción más bonita,¿eh, Manuel?! No me cansaré de preguntarme cada día por qué les enseñan a nuestros jóvenes y niños tanta porquería y se les arrebata lo verdaderamente bello y valioso de esta breve vida. En el conservatorio SUPERIOR en el que trabajo, le preguntas a cualquiera quien es Elly Ameling y se cree que le has insultado; si le preguntas por esta canción ya la cosa pasa a la agresión física... ¡Y se supone que es el lugar en el que se imaparten los más elevados conocimientos musicales!
      Y sí, la introducción pianística es un bonboncito; todo el acompañamiento está trazado con un mimo y una delicadeza acorde con la canción. Bailar, pasear, correr con una mujer querida y con esta música sonando a alimón en ambos corazónes... uf, qué gozo, que instantes maravilosos.
      Gracias otra vez, Manuel, un abrazo

      Eliminar
  2. Bonita entrada,bonita canción,y bonitos los comentarios.

    Ahora sí...¡hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una canción preciosa, de esas que no te cansas de escuchar nunca. De tanto en tanto vuelve a mis oídos y siempre me sorprende y cautiva. Es una verdadera pena la de quebrantos que ha sufrido este blog, primero con la cancelación de la cuenta de YouTube, luego con el estropicio de los audios... Si algún día lees una entrada de la que no se puede escuchar su música dímelo que si está en mis manos, y en mis discos duros, te la haré llegar de un modo u otro.

      Y, sí, ahora hasta pronto, hasta siempre que quieras.

      Un abrazo

      Eliminar