Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 11 de agosto de 2011

MORGEN - RICHARD STRAUSS

               
               Richard Strauss fue un destacado compositor alemán a quien le tocó lidiar con las penosas circunstancias de las dos grandes guerras del siglo XX. Es un compositor adscrito a lo que se ha venido a llamar Romanticismo tardío. Esta afiliación le procuró, en un primer momento, cierto rechazo por la culta sociedad alemana de principios de siglo. Sin embargo, durante el nazismo, esa misma cualidad le otorgó la posibilidad de ganar un relieve, un protagonismo que no había disfrutado hasta entonces. Soma Morgenstern, autor sobre el que espero volver con la atención que merece, comenta lo siguiente en uno de sus magníficos libros:
              «Cuando Richard Strauss murió, el periódico (se refiere al Frankfurter Zeitung) me preguntó si, en mi opinión, era nazi. Respondí que ese millonario de la música, si bien participó en el concierto antisemita y también, por decirlo con un eufemismo, fue un oportunista, no era, pese a la común opinión, un nazi»
              Tiempos difíciles los que le tocaron vivir a Strauss, de los que, al parecer, tuvo la astucia de salir airoso y «millonario».
              Hoy en día se le estima, sobre todo, por sus óperas y sus Lieder, pero también escribió música de gran calidad en otros géneros. De sus muy bellos Lieder he escogido Morgen, no sé muy bien por qué. Eso sí, es un Lied de los más hermosos y de los más interpretados. Su texto, que pertenece a John Henry MacKay, lo tomo de prestado de «Kareol», y dice así:

Morgen

Und morgen wird die Sonne wieder scheinen
Und auf dem Wege, den ich gehen werde,
Wird uns, die Glücklichen, sie wieder einen
Inmitten dieser sonnenatmenden Erde

Und zu dem Strand, dem weiten, wogenblauen,
Werden wir still und langsam niedersteigen,
Stumm werden wir uns in die Augen schauen,
Und auf uns sinkt des Glückes stummes Schweigen…
             

Mañana

Y mañana brillará de nuevo el sol,
y por el sendero que recorreremos
la felicidad de nuevo nos envolverá
en el seno de esta tierra embriagada de sol

Y hacia la extensa playa de olas azuladas
descenderemos lentamente en silencio,
mudos nos miraremos a los ojos
y sobre nosotros caerá el silencio de la felicidad…

El Lied, qué duda cabe, es bellísimo, cautivador desde el primer momento en el que un violín comienza haciendo un largo solo que es como una mañana clara, luminosa y tranquila. Está escrito originariamente con acompañamiento de orquesta aunque existe transcripción para piano. Quien así lo desee puede escucharlo y bajárselo en cuatro versiones desde:

Dietrich Fischer-Dieskau: http://www.sharebeast.com/72joq5x8sod3




Hay una entre estas cuatro versiones que es mi predilecta. Quizá coincidamos.

(Estas cuatro versiones se fueron a pique, según me informa nuestro amigo Manuel [Tempero], y en los comentarios se ha tomado el trabajo de restablecerlas. En su honor las substituyo por estas otras):


Mischa Maisky (chelo) – Pavel Galilov

  
Diana Damrau – Christian Thielemann


Dietrich Fischer-Dieskau – Gerald Moore (Grabación un poco dañada)

 
 
Janos Sebestyen (órgano) 


Alexei Martynov – Aristotel Constantinidi 

 

Christine Schäfer – Claudio Abbado


 
Elisabeth Schwarzkopf – Michael Raucheisen



(Muchas gracias, Manuel)

4 comentarios:

  1. Dietrich Fischer-Dieskau

    http://youtu.be/bMrg9blUTig

    Elisabeth Schwarzkopf

    http://youtu.be/B7w9JIb51ZE

    Jessye Norman

    http://youtu.be/z3r9ifssLZQ

    Kiri Te Kanawa

    http://youtu.be/-4nssSGkN0M


    Y como estoy metido en la nómina es por lo que hago el trabajo. Todos esos enlaces tuyos están sin duracell, sin pilas, sin recarga.

    Me quedo con la sobria elegancia del piano de Wolfgang Sawallish y la voz de Elisabeth. ¿Puede ser?






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo currazo te has pegado, amigo Manuel, tendré que convocar una junta de accionistas, a ver si te subimos el sueldo...
      Sawallish es, ante todo, un gran director de orquesta, pero también un excelente pianista que se ha dedicado al Lied y a la música de cámara. Y sí, Schwarzkopf ha sido una de las más grandes, y aunque ya no recuerde muy bien, quizá cuando escribí la entrada fuera la de ella mi versión preferida.
      He subido para ti todas estas versiones, un poco al tuntún, hay tantas... Entre ellas, dos curiosas, una transcripción para chelo interpretada por el inefable Mischa Maisky y otra, rarísima, para órgano. Para ti todas las mañanas, como el título de la novela de Pascal Quignard que luego fue hecha película por Alain Corneau, "Todas las mañanas del mundo".

      Eliminar
  2. ¡Guten Morgen!

    ¡Qué linda la mañana! ésta en particular.
    En este Lied habita la felicidad,o al menos al escucharlo,nos conduce a ella.

    Si tuviera que escoger de todas las versiones que has seleccionado,me quedo con Elisabeth Schwarzkoft, Jessye Norman también está maravillosa.

    Y ahora si me lo permites,yo te dedico dos de mis versiones favoritas,en las voces por dos de mis tenores predilectos:

    - Fritz Wunderlich

    http://youtu.be/cHfN165tA-M

    -Jussi Björling

    http://youtu.be/qOkMvKsL77Q

    Ojalá que los puedas escuchar,muchas veces con YouTube pasan cosas extrañas...
    A mi me conmueven tanto que me hace llorar,pero te prometo que son lágrimas de felicidad.Espero que lo disfrutes.

    Un abrazo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guten Nacht

      Las dos versiones que me has recomendado son magníficas. Cuando se alcanza un nivel, y todas estas versiones lo hacen, no se puede decir qué versión es mejor, porque peor no hay ninguna. A mí me gusta mucho también este Lied cantado por Hermann Prey, quien fue muy amigo de Wunderlich. Y en cuanto se escucha al «intratable» Fischer-Dieskau se acaban las polémicas.

      Un abrazo

      Eliminar