Páginas vistas en total

Seguidores

miércoles, 21 de septiembre de 2011

CES GENS-LÀ, de y por JACQUES BREL



              Esta, como tantas otras, es una de mis canciones preferidas de Jacques Brel. He traducido como buenamente he podido su texto para que quien no sepa francés comprenda algo de su contenido. Todos sabemos aquello de traduttore, traditore; es una sentencia injusta en la mayoría de los casos pero en el mío también, yo soy mucho más que un traidor. No obstante, es muy difícil traducir a Brel. Tengamos presente que es difícil de entender sus textos incluso para los propios franceses; su poesía se estudia en la universidad.
              En esta canción un narrador va describiendo, a un hipotético «señor», los distintos miembros de una familia, la familia de su amada. Se trata de una familia cuyos miembros son de un modo y tienen unos comportamientos que dejan bastante que desear. A pesar de que el protagonista es correspondido por su amada, la familia se opone a esa relación. Hay un momento de ternura cuando describe a la abuela, a esa abuela que antes estaba en un rincón, y que hoy en día se deja aparcada en una residencia; dice que esa anciana aún no ha terminado de temblar, y que nadie quiere escuchar lo que sus viejas manos cuentan. También es muy poético el modo en que describe la casa donde querría vivir con su amada.
              La música está basada en un acompañamiento a modo de ostinato, es decir, un diseño armónico rítmico que se repite, hasta alcanzar un clímax que coincide con el momento en el que nombra a Frida, su amada. En la tercera estrofa, sobre ese ostinato, suena una melodía tocada por un acordeón, que da una pincelada de soledad, de vacío...



Ces gens-là

D'abord d'abord y a l'aîné
Lui qui est comme un melon
Lui qui a un gros nez
Lui qui sait plus son nom
Monsieur tellement qui boit
Ou tellement qu'il a bu
Qui fait rien de ses dix doigts
Mais lui qui n'en peut plus
Lui qui est complètement cuit
Et qui se prend pour le roi
Qui se saoule toutes les nuits
Avec du mauvais vin
Mais qu'on retrouve matin
Dans l'église qui roupille
Raide comme une saillie
Blanc comme un cierge de Pâques
Et puis qui balbutie
Et qui a l'oeil qui divague
Faut vous dire Monsieur
Que chez ces gens-là
On ne pense pas Monsieur
On ne pense pas on prie

Et puis y a l'autre
Des carottes dans les cheveux
Qu'a jamais vu un peigne
Ouest méchant comme une teigne
Même qu'il donnerait sa chemise
A des pauvres gens heureux
Qui a marié la Denise
Une fille de la ville
Enfin d'une autre ville
Et que c'est pas fini
Qui fait ses petites affaires
Avec son petit chapeau
Avec son petit manteau
Avec sa petite auto
Qu'aimerait bien avoir l'air
Mais qui n'a pas l'air du tout
Faut pas jouer les riches
Quand on n'a pas le sou
Faut vous dire Monsieur
Que chez ces gens-là
On ne vit pas Monsieur
On ne vit pas on triche

Et puis y a les autres
La mère qui ne dit rien
Ou bien n'importe quoi
Et du soir au matin
Sous sa belle gueule d'apôtre
Et dans son cadre en bois
Y a la moustache du père
Qui est mort d'une glissade
Et qui recarde son troupeau
Bouffer la soupe froide
Et ça fait des grands chloup
Et ça fait des grands chloup
Et puis il y a la toute vieille
Qu'en finit pas de vibrer
Et qu'on n'écoute même pas
Vu que c'est elle qu'a l'oseille
Et qu'on écoute même pas
Ce que ses pauvres mains racontent
Faut vous dire Monsieur
Que chez ces gens-là
On ne cause pas Monsieur
On ne cause pas on compte

Et puis et puis
Et puis y a Frida
Qui est belle comme un soleil
Et qui m'aime pareil
Que moi j'aime Frida
Même qu'on se dit souvent
Qu'on aura une maison
Avec des tas de fenêtres
Avec presque pas de murs
Et qu'on vivra dedans
Et qu'il fera bon y être
Et que si c'est pas sûr
C'est quand même peut-être
Parce que les autres veulent pas
Parce que les autres veulent pas
Les autres ils disent comme ça
Qu'elle est trop belle pour moi
Que je suis tout juste bon
A égorger les chats
J'ai jamais tué de chats
Ou alors y a longtemps
Ou bien j'ai oublié

Ou ils sentaient pas bon
Enfin ils ne veulent pas
Enfin ils ne veulent pas
Parfois quand on se voit
Semblant que c'est pas exprès
Avec ses yeux mouillants
Elle dit qu'elle partira
Elle dit qu'elle me suivra
Alors pour un instant
Pour un instant seulement
Alors moi je la crois Monsieur
Pour un instant
Pour un instant seulement
Parce que chez ces gens-là
Monsieur on ne s'en va pas
On ne s'en va pas Monsieur
On ne s'en va pas
Mais il est tard Monsieur
Il faut que je rentre chez moi.


Esa gente

Primero, primero está el más viejo
Ese que parece un melón
El que tiene una gran nariz
Ese que no sabe ni cómo se llama, señor
De tanto que bebe
De tanto que ha bebido
Que no hace nada con sus diez dedos
Pero que ya no puede más
Él, que está completamente cocido
Que se toma por el  rey
Que se emborracha todas las noches
Con mal vino
Pero nos lo encontramos por la mañana
En la iglesia dormitando
Tieso como una estaca
Blanco como un cirio de Pascua
Y balbucea
Y que tiene un ojo que divaga...
Debo decirle, señor
Que en casa de esa gente
No se piensa, señor
No se piensa
¡se reza!

Y luego está el otro
El de las zanahorias en el pelo
Que jamás ha visto un peine
Que es un mal bicho
Que incluso daría felizmente
Su camisa a la gente pobre
Que se casó con la Denise
Una chica de la ciudad
En fin, de otra ciudad
Y que aún no ha terminado
Que hace pequeños negocios
Con su pequeño sombrero
Con su pequeño abrigo
Con su pequeño coche
Que le gustaría mucho tener buena pinta
Pero que no tiene pinta de nada
No hay que aparentar ser rico
¡Cuando no se tiene dinero!
Debo decirle, señor
Que en casa de esa gente
No se vive, señor
No se vive
¡Se aparenta!

Y luego, están los otros…
La madre, que no dice nada
O dice cualquier cosa
Y de la noche a la mañana
Con su buena pinta de apóstol
Y en su marco de madera
Está el bigote del padre
Que murió de un resbalón
Y que observa a su rebaño
Soplar la sopa fría
¡Y se escuchan grandes schlurrp
Y se escuchan grandes schlurrp!
Y después está la más vieja
Que aún no ha terminado de vibrar
Y que esperan que reviente
Pues es quien tiene la pasta
Y nadie siquiera escucha
Lo que sus pobres manos cuentan…
Debo decirle, señor
Que en casa de esa gente
No se habla, señor
No se habla
¡se cuenta!

Y luego, y luego, y luego
Está Frida
Que es bella como un sol
¡Y que me ama tanto
Como yo amo a Frida!
Aunque nos digamos a menudo
Que tendremos una casa
Con muchas ventanas
Casi sin paredes
Y que viviremos allí
Y que se estará bien
Y que si no es seguro
es, al menos, posible
¡Porque los otros no quieren
Porque los demás no quieren!
A los otros les gusta decir
Que ella es demasiado buena para mí
Que yo sólo soy bueno
Para despellejar gatos
Yo, que nunca he matado gatos
O, quizá, hace mucho tiempo
O bien, ya lo he olvidado
O ellos estaban malos…
En fin, ellos no quieren…
No quieren…
A veces, cuando nos vemos
Simulando que no ha sido adrede
Con sus ojos húmedos
Dice que se irá
Dice que me seguirá
Entonces por un instante
Sólo por un instante
Entonces yo la creo, señor
Por un instante
Sólo por un instante
Porque, de esa gente, señor
¡Nadie se marcha!
Nadie se marcha, señor
Nadie se marcha…

Pero es tarde, señor
He de volver a casa.



              Pinchando en el link de abajo se puede escuchar y descargar esta canción en una versión de estudio de grabación:



4 comentarios:

  1. Grande Brel !
    (a través de sharebeast también puedes insertar un reproductor copiando y pegando el "embed code" en la ventana de edición html)
    Salut !

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Alex! Qué alegría verte por aquí. Sí, Brel fue un gran artista.
    (Creo que ya he aprendido lo que me has enseñado, lo estoy probando...)
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  3. se agradece la traduccion, aun cuando comprendo y hablo el franchute, es agradable poder compartir esta cancion con aquellos que no lo dominen. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Esta canción es de lo mejor. Recientemente he descubierto un blog dedicado a Brel que contiene muchísimas traducciones de sus letras; la que hacen de esta canción discrepa en bastantes cosas de la mía y, en mi opinión, es una muy buena traducción: http://leketje.blogspot.com.es/2011/03/il-y-hay.html

    Muchas gracias por el comentario

    ResponderEliminar