Páginas vistas en total

Seguidores

miércoles, 14 de septiembre de 2011

FRITZ WUNDERLICH



              Fritz Wunderlich fue un tenor alemán que falleció trágica y fortuitamente a la edad de 35 años. Está considerado como el mejor tenor lírico alemán. De origen humilde comenzó en el mundo de la música tocando el acordeón y el piano en el restaurante paterno para amenizar festejos y banquetes. Más tarde empezó a estudiar la trompa pero muy pronto llamó la atención su magnífica voz de tenor y optó por dedicarse al canto. Y es que la voz de Wunderlich es incomparablemente hermosa; su timbre tan aterciopelado hizo que una aristócrata rusa exilada en París dijese de él que era «como cuando el caviar rompe en el paladar». Yo no puedo añadir nada al comentario de un crítico que he encontrado en Wikipedia:
«Wunderlich fue el tenor que ponía el pensamiento y el corazón en cada nota. Bellísimo timbre de tenor lírico; graves viriles; agudos brillantes, fáciles, directos; gran volumen; larguísimo fiato; emisión libre, sin estrecheces, sin sonidos nasales ni guturales, siempre “horizontal”, que, negando el pasaje, hace sinónimas tesitura y extensión; total dominio de la media voz; control absoluto de los reguladores; articulación impecable de la lengua alemana; fraseo elegante, desprovisto de afectación; agilidades de ejecución perfecta; excepcional versatilidad estilística; prodigioso abanico de matices; estudio riguroso de las partituras, sin ceder jamás a la tentación del lucimiento injustificado; inmediata capacidad de comunicar.»
Brilló tanto en la ópera como en el Lied. Es inigualable su interpretación del Dichterliebe (Amor de poeta) de Schumann, ciclo de 16 Lieder con texto de Heinrich Heine. El primero de estos Lieder es hermosísimo y, como toda la música de Schumann, sumamente interesante: su tonalidad se supone que es fa sostenido menor, sin embargo no aparece ni una sola vez el acorde de tónica de dicha tonalidad; la sensación que se puede percibir al final del Lied es de falta de conclusividad, debido a que finaliza con lo que se llama una semicadencia. El texto dice así:


1. Im wunderschönen Monat Mai

Im wunderschönen Monat Mai,
Als alle Knospen sprangen,
Da ist in meinem Herzen
Die Liebe aufgegangen.

Im wunderschönen Monat Mai,
Als alle Vögel sangen,
Da hab' ich ihr gestanden
Mein Sehnen und Verlangen.


1. En el maravilloso mes de mayo,

En el maravilloso mes de mayo,
cuando todos los capullos se abrían,
fue entonces cuando en mi corazón
nació el amor.

En el maravilloso mes de mayo,
cuando todas las aves cantaban,
yo le confesé a ella
mis anhelos y deseos.


Escuchémosle con el gran Hubert Giesen acompañándole al piano:



Ahora Schubert, en concreto su «Die Ständchen», Lied perteneciente al ciclo «El canto del cisne, con texto de  Ludwig Rellstab; en España esta canción circuló con la traducción de «La célebre serenata»:

4.- Ständchen

Leise flehen meine Lieder
Durch die Nacht zu dir;
In den stillen Hain hernieder,
Liebchen, komm zu mir!
Flüsternd schlanke Wipfel rauschen
In des Mondes Licht,
Des Verräters feindlich Lauschen
Fürchte, Holde, nicht.
Hörst die Nachtigallen schlagen?
Ach, sie flehen dich!
Mit der Töne süßen Klagen
Flehen sie für mich.
Sie verstehn des Busens Sehnen,
Kennen Liebesschmerz,
Rühren mit den Silbertönen
Jedes weiche Herz.
Laß auch dir die Brust bewegen,
Liebchen, höre mich,
Bebend harr' ich dir entgegen!
Komm, beglücke mich!

4.- Serenata

Quedo implorando mis canciones
A ti a través de la noche;
Abajo, en la tranquila arboleda,
¡Amada, ven a mi lado!
Murmurantes, esbeltas copas susurran
A la luz de la luna,
El acecho hostil del traidor
No temas, tú, amada.
¿Oyes gorjear a los ruiseñores?
¡Ay! Ellos te imploran,
Con el sonido de dulces quejas
Imploran por mí.
Comprenden el anhelo del pecho,
Conocen el dolor del amor,
Conmueven con los plateados sonidos
A todo tierno corazón.
Deja también conmoverse tu pecho,
Amada, escúchame;
¡Trémulo aguardo el encuentro!
¡Ven, hazme feliz!


En uno de mis viajes a Viena visité la casa, el piso, donde murió Schubert a la edad de 31 años; había unos auriculares en los que se podía escuchar diversos Lieder de este maravilloso compositor; a mí me tocó «Die Ständchen» y he de admitir que me brotaron las lágrimas de emoción y de lástima por la vida trágica de Schubert:



Es célebre su interpretación del aria «Kuda, kuda vy udalilis» de la ópera Eugenio Onegin de Tchaikovski;


En otra entrada tuvimos la oportunidad de escuchar un Lied de Richard Strauss. Escuchemos a Wunderlich cantando «Zueignung», uno de los más bellos:

Zueignung

Ja, du weißt es, teure Seele,
daß ich, fern von dir, mich quäle,
Liebe macht die Herzen krank,
habe Dank!

Einst hielt ich, der Freiheit Zecher,
hold den Amethysten Becher
und du segnetest den Trank,
habe Dank!

Und beschworst darin die Bösen,
bis ich, was ich nie gewesen,
heilig, heilig an's Herz dir sank,
habe Dank!

Dedicatoria

Sí, tú sabes, alma querida,
que lejos de ti me atormento,
el amor enferma los corazones.
¡Te doy gracias!

Una vez, invitado a beber, 
sostuve en alto la copa de amatista
y tú bendijiste la bebida.
¡Te doy gracias!

Y allí dentro conjurarse a los malignos
hasta que yo, lo que nunca fuera,
santo, santo, caí sobre tu corazón.
¡Te doy gracias!



 (continuará)

3 comentarios:

  1. Buenas tardes,me preguntaba si ya se podrá dejar comentario?...

    ResponderEliminar
  2. Bueno,parece que sí,ahora sí.He seguido con el mismo problemilla,escribía mi comentario,y al darle a "Vista previa" se borraba,probé dándole solo a publicar y lo mismo,rarísimo.Te lo comento,por si le ocurriera a otro lector(a)Paciencia,estas cosas pasan!.

    La entrada es maravillosa profesor...¡Te doy gracias!
    Al escuchar la bellísima voz de Fritz Wunderlich,el corazón parece querer salirse del pecho,cuanta emoción.Y el recuerdo que compartes en esta ocasión,lleno de tanta sensibilidad,muy emotivo;por un momento he creido ver la escena de una película sin nombre.Lo mejor es que(continuará...)

    Espero que todo te vaya bien,los lunes siempre son difíciles.

    Un abrazo,hasta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo

      No sé qué es lo que puede estar ocurriendo. Quizá tenga que ver con que hace mucho tiempo que no le doy actividad al blog y se esté desconfigurando. Por otro lado, sólo tú escribes últimamente; gracias por tus avisos.

      Wunderlich... nunca se cansa uno de escuchar esa voz tan bonita; la manera dulce de cantar de este maravilloso tenor siempre emociona, quizá por su naturalidad. Su voz es única, incomparable, ha habido mucho tenores y buenísimos, pero sólo Wunderlich es Wunderlich.

      Muchas gracias por tu visita. Espero verte pronto y que no te suponga una dificultad escribir tus siempre bien recibidos comentarios.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar