Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 8 de septiembre de 2011

GUSTAV LEONHARDT


             
Dice Wikipedia: «Gustav Leonhardt (Graveland, 30 de mayo de 1928) es un aclamado clavecinista, musicólogo, profesor, director de orquesta y editor musical holandés». Qué poco afortunado el calificativo de «aclamado»; eminente, ilustre, gran, prestigioso, pero ¿aclamado?. Precisamente estamos ante uno de esos grandes músicos que aun siéndolo siempre ha sido enormemente discreto, que siempre ha reusado las grandes aclamaciones propias de los grandes divos de la música. No obstante todo lo demás es cierto: musicólogo, pues ha investigado con profundidad la música del Renacimiento, Barroco y Clasicismo y ha publicado brillantes tesis al respecto; clavecinista virtuoso, de inigualable precisión y pureza de estilo; 


profesor, del conservatorio de Ámsterdam en el que ha creado escuela en el modo de interpretación denominado historicista, modo que consiste en no sólo el empleo de instrumentos de la época sino, sobre todo, en el estudio de los tratados escritos en las distintas épocas; director de orquesta que ha creado los grupos Leonhardt Consort y Leonhardt Baroque; editor musical porque, como ya he dicho, ha publicado estudios y ediciones musicales de altísima calidad; y, la Wiki no lo dice, gran organista, no como el amigo Cameron (of the Island), a quien vimos más abajo.



              La elegancia, la discreción, la sabiduría, el virtuosismo, la inteligencia y sensibilidad, todas estas virtudes hacen de Leonhardt uno de los más grandes artistas, y a la vez eruditos, de los últimos tiempos.
              Veamos y escuchemos a Leonhardt interpretando al órgano un preludio de Buxtehude; Johann Sebastian Bach anduvo más de trescientos kilómetros para escuchar tocar su propia música al genial Dietrich Buxtehude.



              Hay un librito delicioso con el curioso título de «La pequeña crónica de Anna Magdalena Bach». En él, la segunda esposa del Kantor de Leipzig, cuenta en primera persona momentos de su vida con el gran maestro. Durante muchos años este libro circuló, bien como anónimo o bien como escrito por la propia Anna Magdalena. Al cabo se supo que ambas suposiciones eran falsas, el libro fue escrito por una profesora llamada Esther Meynell. Pero es un libro escrito con tanta ternura y con tal precisión en algunos detalles que era completamente verosímil la autoría de Anna Magdalena, tanto es así que en el año 1968 se rodó en Alemania la película «Chronik der Anna Magdalena Bach», basada, obviamente, en el librito en cuestión; bien, pues para el papel de Johann Sebastian Bach se escogió ni más ni menos que a Gustav Leonhardt. No se podría haber elegido a nadie más meritorio aunque en cuanto a la fisonomía estamos acostumbrados a un Bach un poco más voluminoso que Leonhardt, de elegante delgadez:



              Como director podemos escuchar a Leonhardt, al frente del «Collegium Aureum», interpretando la sinfonía del Oratorio de Navidad de Johann Sebastian Bach:



Para finalizar con esta entrada dedicada al gran Gustav Leonhardt, quien así lo desee puede escuchar y bajarse tres piezas extraídas de la Messe propre pour les convents de religieux & religieuses, de François Couperin, interpretadas en el órgano Dom Bedos de Sainte-Croix de Bordeaux:

 
  








3 comentarios:

  1. Recordando al Maestro Leonhardt...

    Buenos días,profesor espero que el buen tiempo te acompañe...

    Escuchar al maestro Leonhardt siempre emociona,con esa elegancia que lo caracterizaba,tan exquisito a la hora de elegir sus programas,con un estilo impecable,sus dedos parecían flotar cuando tocaba.De un espíritu incansable,a pesar de sus años,a pesar de la enfermedad,siguió tocando.Su amor por la música,estuvo con él de manera tan comprometida,lo sobrepasaba.
    Felizmente siempre podemos recordarlo y disfrutar de la música,siempre la música.

    Que tengas un buen día,un abrazo



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, C.G.:

      Pecisamente ayer, y anteayer y otros días atrás, escuchaba a Leonhardt interpretando las Suites Francesas de Bach, un disco muy viejo, una grabación de hace mucho tiempo en la que ya Leonhardt demuestra que fue el gran Maestro de toda la escuela, no sólo de clavecinistas sino también de todos los intérpretes con instrumentos originales y a través de el estudio de los manuscritos y tratados de la época. Su fineza a la hora de tocar, su mesura, su templanza, hacen de Leonhardt el gran Maestro que fue. Tuve la inmensa fortuna de escucharle en directo interpretando todo un programa de música francesa; esta música es especialmente difícil y delicada de tocar debido a su profusa ornamentación: Leonhardt fue desgranando nota tras nota, adorno tras adorno con la misma facilidad y naturalidad con la que toca todo el respertorio para su instrumento, así como para el órgano, del que fue también un gran Maestro; es uno de los dos mejores conciertos que escuché en mi vida; el otro fue cuando escuché a Sviatoslav Richter.

      Que goces de un feliz día

      Un abrazo

      Eliminar
  2. El goce te lo debo a tí,sólo a tí,con tus maravillosos recuerdos has logrado alegrarme.Seguro más tarde releeré con gusto lo que me cuentas.La gente me mira,como diciendo:que estará leyendo que le produce tanta felicidad¿?...Es que no podrías imaginar el mal tiempo,todos andan malhumorados,aunque al final terminas por acostumbrarte...no es cierto,yo nunca me acostumbraré!.
    Atesóralos con cariño y gracias,por compartirlos conmigo.
    Me despido antes de que se vaya la señal,otro abrazo.

    P.S:Llegarán días mejores...los veo venir!

    ResponderEliminar