Páginas vistas en total

Seguidores

lunes, 12 de septiembre de 2011

GESTILLTE SEHNSUCHT / ANHELOS MITIGADOS, Brahms / Rückert



Un Lied (canción) puede escribirse con muy diversos acompañamientos. Lo más común es que sea acompañado por un piano. Pero también los hay escritos hasta con acompañamiento de orquesta. Entre un extremo y otro no hay límites ni reglas que coarten la imaginación del compositor.
Brahms escogió para este bellísimo Lied un acompañamiento compuesto por una parte de piano más otra conferida a una viola. Como he dicho es uno de los Lieder más hermosos del compositor hamburgués. La parte vocal, para alto, mezzosoprano o incluso soprano dramática, realiza un juego contrapuntístico con la parte de la viola de gran calidad musical y una expresividad muy delicada. El texto de Rückert está a la altura de la música. Dice así el poema de este gran poeta:

GESTILLTE SEHNSUCHT /ANHELOS MITIGADOS
(Brahms, Op.91/1) (Friedrich Rückert)

In gold’nen Abendschein getauchet,
Bañados por la dorada luz del crepúsculo
wie feierlich die Wälder steh’n!
¡qué solemnes se alzan los bosques!
In leise Stimmen der Vöglein hauchet
En las dulces voces de los pajarillos flota
des Abendwindes leise Weh’n.
el dulce aliento de la brisa vespertina.
Was lispeln die Wiende, die Vógelein?
¿Qué murmuran las brisas, los pajarillos?
Sie lispeln die Welt in Schlummer ein.
Cantan al mundo una nana.

Ihr Wünsche, die ihr stets euch reget
¡Oh deseos, vosotros que os agitáis
im Herzen sonder Rast und Ruh’!
en el corazón sin cesar!
Du Sehnen, das die Brust beweget,
¡Oh anhelos que conmovéis al pecho
wann ruhest du, wann schlummerst du?
¿cuándo descansáis, cuándo adormeceréis?
Beim Lispeln der Winde, der Vogelein,
A los murmullos de brisas y pajarillos,
ihr sehnenden Wünsche, wann schlaft ihr ein?
vehementes deseos, ¿cuándo dormiréis?

Ach, wenn nicht mehr in gold’ne Fernen
Ah, cuando mi espíritu no vuele ya más
mein Geist auf Traumgefieder eilt,
en alas de los sueños hacia dorados horizontes,
nicht mehr an ewig fernen Stränden
ni mis ojos se posen con mirada anhelante
mit sehnendem Blick mein Auge weilt,
en siempre lejanas orillas,
dan lispeln die Winde, die Vögelein
entonces las brisas, los pajarillos
mit meinem Sehnen mein Leben ein.
con sus murmullos adormecerán mi vida junto a mis anhelos


              Podemos escuchar a continuación este Lied en interpretación de la soprano dramática estadounidense Jessye Norman. Lamentablemente no sabemos los nombres de los otros dos intérpretes:


             Quien lo desee puede escuchar o bajarse este Lied en una versión en la que la viola es sustituida por un clarinete; canta Tamara Takacs; al piano Jenö Jandó y al clarinete Kálmán Berkes:


          Las partituras aquí:



6 comentarios:

  1. Una delicia de Lied, con viola incluido! Danke!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste. Brahms escribió mucha música realmente hermosa aunque alguna de sus obras no gustó demasiado. Así, el premio Nobel de literatura George Bernard Shaw escribió en alguna parte: "Hay ciertos sacrificios que no deberían pedirse dos veces a ningún hombre, y uno de
    ellos es escuchar el Requiem de Brahms". Creo que estoy un poco de acuerdo con Shaw...
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. No no no... El Requiem es SUPREMO !!! - :)

    supongo que visitaste mi blog brahmsiano, opus-brahms.blogspot.com; si no te invito a hacerlo -

    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Sí, Alex, quizá toda, absolutamente toda la música de Brahms sea suprema. Pero yo no sé por qué "Un Requiem Alemán" es una obra que siempre me ha costado entender. Volveré a ella. Y visitaré tu blog brahmsiano, que no conocía.
    Gracias de nuevo por todo.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  5. Buenos días,profesor.Precioso este Lied,personalmente siento debilidad por el acompañamiento para piano y viola,Jessye Norman suena divina.Esta versión se encuentra en el álbum titulado:
    Brahms Lieder-Jessye Norman,Daniel Barenboim(piano),Wolfram Christ(viola).

    Un abrazo,hasta pronto


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes!

      Esta canción, desde la primera vez que la escuché, entró en mi memoria para siempre. Hace mucho, mucho tiempo que eso ocurrió y todavía muchos días se pasa mi cabeza canturreando ahora la parte de viola (la que más), ahora la vocal, ahora la parte de piano; no me canso de escucharlo, tanto físicamente como, más hermoso todavía, en mi oído interno.

      Gracias por tu visita,

      un abrazo.

      Eliminar