Páginas vistas en total

Seguidores

miércoles, 14 de septiembre de 2011

TIKEN JAH FAKOLY, PLUS RIEN NE M'ETONNE



Tiken Jah Fakoly es el nombre artístico de un cantante africano de reggae. Por aquí por occidente el reggae es considerado un género de música con un ritmo muy característico y repetitivo sin más pretensiones; es una música relajada y distendida cuyo transcurrir iterativo puede llegar a crear un ambiente un tanto hipnótico que, acompañado del consumo de marihuana,  hace decir aquello de «qué buen rollo, tío». El reggae es de origen jamaicano.
Tiken Jah Fakoly ha dado una nueva dimensión a este género musical convirtiéndolo en instrumento de denuncia de los incontables desmanes, abusos, expolios, genocidios, etc. que está sufriendo su continente, en particular, y el mundo, en general. Hombre sumamente comprometido, ha estado, y sigue estando, amenazado de muerte y al final optó por exiliarse cuando le pegaron fuego a su casa. La federación de organizaciones no gubernamentales Ben Magec, dedicada a la protección del medio ambiente (incluyendo al ser humano como elemento de ese medio ambiente) ha editado este vídeo que quien así lo desee puede ver aquí abajo:


5 comentarios:

  1. Buenas noches,querido profesor!

    La idea parece resumirse a eso:Ya nada me asombra!...o peor aún,estamos tan acostumbrados a los horrores que vemos a diario,que ya nada nos asombra y lo vemos con tanta naturalidad,sin ni siquiera inmutarnos...¿Qué nos ha pasado?me lo pregunto todo el tiempo.
    Como dice Aminata Dramane Traoré,política y escritora de Malí:"Para ayudar a África hay que comprenderla primero".
    De la entrada anterior,habría tanto que decir y que agradecer...tomo prestadas unas frases de Fred Wander,empezando por el título de su libro:"La buena vida,o de la serenidad ante el horror":
    -Y en mi vida me perdonaré que nos quedáramos cruzados de brazos ante esas costumbres,que no intentáramos convencer a algunos del pecado con que cargaban.
    -No comprendo la ceguera que a veces nos paraliza.No sólo los errores que cometemos,sino también nuestras omisiones nos corroen en la vida.

    Un vacío infinito me deja siempre tocar estos temas,lo más frustrante es que todo sigue igual o peor;no hay que ser pesimista para darse cuenta.
    Intentemos cambiar,mejorar las cosas,esforzarnos cada uno,desde su esquina.Empezar por casa.No ser indiferentes con el dolor ajeno,no dejemos nunca de sensibilizarnos.Ya a estas alturas no nos pueden seguir engañando.

    Será mejor que me despida,ya es pasada la medianoche;de lo contrario no podré conciliar el sueño.Gracias por esta esquinita,por tus murmullos y por la música.

    Que tengas un relajado fin de semana,un fuerte abrazo.





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido C.G.:

      Siempre, o casi, me llamas profesor. No por vanidad ni nada parecido acepto que así me llames porque si alguna cosa he sido en mi vida ha sido precisamente esa: profesor. Aún así he de admitir que me suena como algo no merecido, como un título que está por encima de mí. Pero lo acepto.

      Dado el caso, ¿debería llamarte yo a ti alumno? Quizá, o sin quizá: sí, eres un buen alumno. Porque cuando tú me llamas a mí profesor no me llamas «mi profesor», sino profesor, en general; de la misma manera yo no te llamaría a ti «mi alumno», tan solo alumno.

      Y he de decir que eres un buen alumno, un buen estudiante. Definir «alumno», «estudiante» o «profesor» nos llevaría mucho rato, de hecho ya estoy empleando demasiado para expresar lo que quiero decir.

      Eres un buen alumno porque lees con atención, comprendes, relacionas de manera muy adecuada y pertinente unas cosas con otras; al cabo también sacas tus propias conclusiones y das una opinión cualificada de lo que quiera que se trate.

      Todo lo que me dices en este comentario es una prueba de ello. Tienes mucha razón en todo lo que expones; la relación que estableces entre esta entrada y la dedicada «La buena vida o la serenidad ante el horror» es muy pertinente y elocuente. Dicho todo esto he de decir que no tengo nada más que añadir, todo lo que dijese sólo sería repetición. Eres un buen alumno, o estudiante o, incluso, estudioso.

      Hoy no he podido dormir, no sé qué me ha ocurrido. Por mi depresión he de tomar, desde hace ya muchos años, fuertes dosis de medicación para poder dormir. Normalmente duermo «aceptablemente», aunque nunca consigo dormir más de dos o tres horas seguidas; duermo dos o tres horas y me despierto; tras un rato más o menos largo me vuelvo a dormir para, a las dos horas, u hora y media, o menos, volver a despertarme, y así hasta que me harto y me levanto. Pero hoy no he podido dormir prácticamente nada; cuando me ocurre esto lo llamo «ataque de insomnio»; si una persona sana tomase lo que he de tomar yo cada noche para poder dormir se pasaría durmiendo dos o tres días seguidos.

      Te cuento todo esto porque te estoy escribiendo bastante pronto en comparación a cuando lo suelo hacer, cuando puedo hacerlo.

      Estimado «buen alumno», que disfrutes tú también de un apacible fin de semana. Muchas gracias por tu visita.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Buenas tardes,profesor he intentado tantas veces dejar una respuesta,pero sin suerte.No me sorprendería que una vez más se borre mi comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, C.G., al menos este comentario sí ha quedado. No sé que puede ocurrir...

      Eliminar
  3. Vaya,por fin!...desde anoche intenté dejarte una respuesta,y hoy de nuevo probé y nada,imaginé que era por lo extenso de mis comentarios,y que por eso no se publicaban;así es que los recorté,pero todo inútil.Ahora mismo pensaba,en que sería una gran pérdida el no tener como comunicarme contigo.Me alegro que al fin,se solucionó,son esos misterios de la red que nadie,o al menos,yo no entiendo.

    Creo que me he quedado en blanco...ya la inspiración se fué a pasear.No! No es cierto,es solo que no te quiero agobiar más.
    Tu respuesta,recién la pude leer anoche,por motivos ajenos a mi voluntad.Gracias,por tus palabras,por poco me delata una furtiva lágrima.Reconozco que yo me emociono por todo,casi todo.

    Espero que estés mejor,que te sientas más animado y que el buen tiempo te acompañe.Sinceramente,te entiendo,créeme.

    A veces,pasan cosas buenas...como ahora!.Este instante,en que te puedo saludar.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar