Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 21 de octubre de 2011

CYRANO DE BERGERAC, de EDMOND ROSTAND


Cyrano de Bergerac fue un poeta, filósofo y escritor francés cuya vida licenciosa y actitud anticlerical quedó inmortalizada, muchos años después y rescatándolo del olvido, por Edmond Rostand, dramaturgo también francés que vivió entre 1868 y 1918. Una cita  famosa del auténtico Cyrano dice así:

«Un hombre honrado no es ni francés,
ni alemán, ni español, es Ciudadano del Mundo,
y su patria está en todas partes»

Rostand toma algunos elementos reales de la vida de Cyrano pero la mayor parte de su obra es fruto de su imaginación. En la vida real Cyrano fue un militar famoso por su valentía y coraje; se sabe que se batió en duelo en incontables ocasiones. De la obra de Rostand se han hecho infinidad de adaptaciones de todo tipo. Quizá, la más famosa en la actualidad sea la película homónima de Jean-Paul Rappeneau.

Rostand escribió un drama heroico en verso en cinco actos. Es un libro ameno, de fácil lectura que hay que leer y por lo cual no adelanto nada de su argumento. Tan sólo he seleccionado un célebre monólogo en el que Cyrano, por así decirlo, se describe a sí mismo. Aquí podemos escucharlo declamado en su lengua original y un poquito más abajo bajárselo; a continuación el texto original y su traducción:

Et que faudrait-il faire ?
¿Y qué habría que hacer?
Chercher un protecteur puissant, prendre un patron,
¿Buscar un protector poderoso, tomar amo,
Et comme un lierre obscur qui circonvient un tronc
y como hiedra oscura que un tronco rodea
Et s’en fait un tuteur en lui léchant l’écorce,
y se convierte en rodrigón lamiendo su corteza
Grimper par ruse au lieu de s’élever par force ?
trepar con artimañas en vez de con la fuerza?
Non, merci. Dédier, comme tous ils le font,
¡No, gracias! ¿Dedicar, como todos hacen,
Des vers aux financiers ? se changer en bouffon
versos a los banqueros? ¿En bufón convertirse
Dans l’espoir vil de voir, aux lèvres d’un ministre,
con la vil esperanza de ver, en labios de un ministro,
Naître un sourire, enfin, qui ne soit pas sinistre ?
nacer una sonrisa, que al fin, no sea siniestra?
Non, merci. Déjeuner, chaque jour, d’un crapaud ?
¡No, gracias! ¿Almorzar cada día un sapo?
Avoir un ventre usé par la marche ? une peau
¿Tener desgastado el vientre de arrastrarse, la piel
Qui plus vite, à l’endroit des genoux, devient sale ?
de las rodillas que rápidamente se ensucia?
Exécuter des tours de souplesse dorsale ?…
¿Hacer ágilmente genuflexiones dorsales?...
Non, merci. D’une main flatter la chèvre au cou
¡No, gracias! ¿Ser de los de a Dios rogando
Cependant que, de l’autre, on arrose le chou,
y con el mazo dando?
Et, donneur de séné par désir de rhubarbe,
¿Hacer a cambio de ganancias concesiones,
Avoir son encensoir, toujours, dans quelque barbe ?
tener siempre el incensario a punto y preparado?
Non, merci ! Se pousser de giron en giron,
¡No, gracias! ¿Saltar para impulsarse de uno a otro regazo,
Devenir un petit grand homme dans un rond,
llegar a ser en un círculo un gran hombrecito,
Et naviguer, avec des madrigaux pour rames,
y navegar con madrigales por remos,
Et dans ses voiles des soupirs de vieilles dames ?
y suspiros de damas viejas como viento en las velas?
Non, merci ! Chez le bon éditeur de Sercy
¡No, gracias! ¿Conseguir del buen editor Sercy
Faire éditer ses vers en payant ? Non, merci !
que edite nuestros versos pagando? ¡No, gracias!
S’aller faire nommer pape par les conciles
¿Hacerse nombrar papa por los concilios
Que dans des cabarets tiennent des imbéciles ?
que en las tabernas celebran los imbéciles?
Non, merci ! Travailler à se construire un nom
¡No, gracias! ¿Trabajar por hacerse un nombre
Sur un sonnet, au lieu d’en faire d’autres ? Non,
con un solo soneto en lugar de hacer otros? ¡No,
Merci ! Ne découvrir du talent qu’aux mazettes ?
gracias! ¿No descubrir talento más que a los zoquetes?
Être terrorisé par de vagues gazettes,
¿Estar aterrorizado por dudosos periódicos,
Et se dire sans cesse : « Oh, pourvu que je sois
y sin cesar repetirse: «¡Oh!, con tal de ser citado
Dans les petits papiers du Mercure François ? »…
en las pequeñas hojas del Mercurio francés»?...
Non, merci ! Calculer, avoir peur, être blême,
¡No, gracias! ¿Calcular, tener miedo, estar pálido,
Aimer mieux faire une visite qu’un poème,
preferir hacer una visita que un poema,
Rédiger des placets, se faire présenter ?
escribir peticiones, hacerse presentar?
Non, merci ! non, merci ! non, merci ! Mais… chanter,
¡No, gracias!, ¡no, gracias!, ¡no, gracias! Pero... cantar
Rêver, rire, passer, être seul, être libre,
soñar, reír, moverse, estar solo, ser libre,
Avoir l’oeil qui regarde bien, la voix qui vibre,
tener los ojos bien abiertos, la voz vibrante,
Mettre, quand il vous plaît, son feutre de travers,
ponerse, cuando plazca, el sombrero del revés,
Pour un oui, pour un non, se battre, – ou faire un vers !
batirse por un sí o por un no,  ̶ ¡o hacer un verso!
Travailler sans souci de gloire ou de fortune,
Trabajar sin preocuparse por la gloria o la fortuna,
À tel voyage, auquel on pense, dans la lune !
¡viajar, y aunque sea en la imaginación, incluso hasta a la luna!
N’écrire jamais rien qui de soi ne sortît,
No escribir nunca nada que no salga de uno mismo,
Et modeste d’ailleurs, se dire : mon petit,
y, modesto, además, decirse: ¡Amigo mío,  
Sois satisfait des fleurs, des fruits, même des feuilles,
conténtate con flores, con frutos y hasta con hojas,
Si c’est dans ton jardin à toi que tu les cueilles !
si en tu propio jardín tú mismo las cosechas!
Puis, s’il advient d’un peu triompher, par hasard,
Y luego, si un pequeño triunfo se consigue por azar,
Ne pas être obligé d’en rien rendre à César,
no estar obligado a devolver nada al César,
Vis-à-vis de soi-même en garder le mérite,
reconocerse mérito sólo a uno mismo,
Bref, dédaignant d’être le lierre parasite,
resumiendo, desdeñando ser la parásita hiedra,
Lors même qu’on n’est pas le chêne ou le tilleul,
incluso cuando no se sea ni roble ni tilo,
Ne pas monter bien haut, peut-être, mais tout seul !
no subir quizá muy alto, ¡pero siempre por sí mismo!

o0o0o


La traducción que adjunto al texto original es bastante fiel al significado del mismo. No obstante añado aquí abajo otra traducción que procura mantener el estilo en verso original:


¿Y qué tengo que hacer?
¿Buscarme un valedor poderoso, un buen amo, y al
igual que la hiedra, que se enrosca en un ramo
buscando en casa ajena protección y refuerzo,
trepar con artimañas, en vez de con esfuerzo?
No, gracias. ¿Ser esclavo, como tantos lo son, de algún
hombre importante? ¿Servirle de bufón
con la vil pretensión de que algún verso mío dibuje una
sonrisa en su rostro sombrío?
No, gracias. ¿O tragarme cada mañana un sapo,
llevar el pecho hundido, la ropa hecha un harapo de
tanto arrodillarme con aire servicial?
¿Sobrevivir a expensas de mi espina dorsal?
No, gracias. ¿Ser como ésos que veis a Dios rogando –
oh, hipócritas malditos – y el mazo dando?
¿Y que, con la esperanza de alguna sinecura,
atufan con incienso a quien se les procura?
No gracias. ¿Arrastrarme de salón en salón
hasta verme perdido en mi propia ambición?
¿O navegar con remos hechos de madrigales
y, por viento, el suspiro de doncellas banales?
No gracias. ¿Publicar poniendo yo el dinero de mi
propio bolsillo? Muchas gracias, no quiero.
¿Hacerme nombrar papa en esas chirigotas
que en los cafés celebran, reunidos, los idiotas?
No gracias. ¿Desvivirme para forjarme un nombre que
tenga el endiosado lo que no tiene de hombre?
No, gracias. ¿Afiliarme a un club de marionetas?
¿querer a toda costa salir en las gacetas?
¿y decirme a mí mismo: no hay nada que me importe
con tal de que mi ingenio se cotice en la Corte?
No, gracias. ¿Ser miedoso? ¿Calculador? ¿Cobarde?
¿Tener con mil visitas ocupada la tarde?
¿Utilizar mi pluma para escribir falacias?
No gracias, compañero. La respuesta es: no gracias.
Cantar, soñar en cambio. Estar solo, ser libre.
Que mis ojos destellen y mi garganta vibre.
Ponerme, si me place, el sombrero del revés,
batirme por capricho o escribir un entremés.
Trabajar sin afán de gloria o de fortuna.
Imaginar que marcho a conquistar la luna.
No escribir nunca nada que no rime conmigo
y decirme modesto: ah, mi pequeño amigo,
que te basten las flores, las frutas y las hojas,
siempre que sea en tu jardín donde las recojas.
Y si por suerte un día logras la gloria así,
no habrás de darle al César
lo que él no te dio a ti.
Y en resumen, que haciendo lo que no hace la hiedra,
aun cuando te faltare la robustez del roble,
lo que pierdas de grande, no te falte de noble.


.o0O0o.


De la banda sonora de la película arriba mencionada, compuesta por Jean-Claude Petit, podemos escuchar su tema principal:


Quien así lo desee puede bajarse este audio:


El libro en francés y en español se puede bajar desde aquí:

2 comentarios:

  1. Carlos, merci pour le texte en francais et pour la double traduction de ce beau texte. Il y a des differences entre les deux. Maintenant j´envie de regarder cette film.

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Oui, il y a de nombreuses différences. En plus de voir le film, je vous suggère de lire le livre. Si vous n'avez pas déjà lu. Merci beaucoup pour le commentaire. J'ai télécharger ce livre en français et en espagnol.
    Cordialement du Jardin de l'Espagne

    ResponderEliminar