Páginas vistas en total

Seguidores

domingo, 9 de octubre de 2011

LORD OF SALISBURY PAVAN AND GALLIARD, de ORLANDO GIBBONS, por GLENN GOULD

Orlando Gibbons fue un compositor y organista que nació en Oxford, Inglaterra, en el año 1583 y murió en 1625, por lo que su música se encuadra en el movimiento artístico llamado Renacimiento. La música que escribió para diferentes instrumentos de teclado supuso una gran contribución para el desarrollo de la música y, además, es de una belleza y delicadeza sublime. Para el oyente actual resulta sorprendente la audacia de sus disonancias.


Glenn Gould fue un peculiar y magnífico pianista canadiense nacido en 1932 y muerto en 1982. En España se hizo más o menos famoso por la película «El silencio de los corderos», en la cual, el asesino en serie Hannibal Lecter, solicita que le permitan escuchar las «Variaciones Goldberg» de Bach en interpretación de este excéntrico pianista. Fue discípulo del pianista chileno Alberto Guerrero; se cuenta la anécdota de que ya en el lecho de muerte, el maestro escuchó una entrevista emitida por radio en la que Gould decía que no había tenido ningún maestro: Guerrero, quitándole importancia, le habría comentado a su hija que lo miraba apenada: «Al maestro, cuchillo». Glenn Gould fue toda una leyenda. Padecía el llamado síndrome de Asperger, un tipo de autismo. En la elección de su repertorio transitó caminos que ningún pianista hasta el momento había recorrido. Fue un gran concertista internacional que, sin embargo, en 1964, en la cumbre de su carrera, abandonó las salas de conciertos. Desde ese momento se dedicó exclusivamente a grabar discos. Thomas Bernhard, el escritor austriaco, escribió una novela titulada «El malogrado», inspirándose en la figura de Gould.

Escuchémosle interpretando la pavana de «Lord of Salisbury Pavan and Galliard», de Orlando Gibbons. Contemplarle es todo un espectáculo; no obstante resulta evidente que no hace teatro sino que no puede evitar comportarse de ese modo:


Aquí podemos escuchar la pavana y la gallarda en interpretación del mismo pianista pero en una versión muy diferente:



Y aquí se puede descargar esta última versión:


Aquí, mis alumnos de reducción de partituras en particular, y todos en general, se bajarán la partitura de la pavana y la estudiarán, sin excusa ni pretexto, con fruición y denuedo (también, claro está, se la puede bajar quien así lo desee):



2 comentarios:

  1. ¡Genial Orlando Gibbons!¡Qué música más bonita!

    Hace años me compré un CD Naxos que estaba de oferta y por probar con un autor desconocido. Se trataba de música de Gibbons. Pocas veces he acertado más en una elección "aleatoria" de música desconocida.

    Aquí tengo el Cd y me alegro mucho de leer esta entrada en su blog. Esa Pavana es tranquila, reflexiva, con esas disonancias y retardos atrayentes.
    Me permito copiar las señas de mi CD: "Orlando Gibbons, Consort and Keyboard Music, Songs and Anthems. Rose Consort of Viols with Red Byrd"

    Todas las pistas son muy bellas. Hay pavanas, gallardas, arias para voces y conjunto de violas, fantasias para clave y especie de "motetes"...

    Destacaría el número con el cual me enamoré de este compositor. Es el último número del CD: "Glorious and powerful God" (para 5 voces y 5 violas) Ahí es nada. Polifonía de la buena que nos emociona.

    Un cordial saludo y gracias por mostrarnos las maravillas de este compositor.

    C. Pescanova.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta pavana es una de esas joyas maravillosas que, sin saber por qué, permanecen ocultas. En ella, Gibbons, llega muy lejos: tiene momentos en los que se anuncia hasta al mismísimo Brahms. El disco que menciona lo tengo y, en efecto, es completísimo y de gran calidad, por no hablar de la belleza de ¿todas? las obras que contiene. Qué sorpresa más grata y qué alegría supone comprar medio a ciegas y cuando llegas a casa te das cuenta de que has adquirido uno de los mejores discos de tu vida.

      Las interpretaciones de Gould son, como siempre, irresistibles y sumamente atractivas e interesantes.

      Muchas gracias por su participación

      Un afectuoso saludo

      Eliminar