Páginas vistas en total

Seguidores

lunes, 24 de octubre de 2011

SEÑOR RODRÍGUEZ, AU REVOIRE QUE DIJO VOLTAIRE. PUNTO FINAL


El otro día me preguntó un alumno que por qué perdía el tiempo escribiendo en mi blog sobre el señor Rodríguez y compañía. Se trata de un buen alumno y buena persona a quien tengo en gran estima. Como me formuló la pregunta cuando ya salía de clase no pude contestarle eficazmente. Intentaré hacerlo ahora:

La sátira es un género literario antiquísimo, tiene su origen en la antigua Grecia. Es un género burlesco, con el que se expresa, de modo irónico y mordaz, la desaprobación de actitudes y comportamientos. Son recursos aptos para la sátira el sarcasmo, la parodia, la burla, la exageración y otras malas artes. 

Menipo de Gadara, filósofo cínico

La sátira no es un genero exclusivamente literario: así, Bartók escribió sus «Burlescas» Op. 8, Prokofiev sus «Sarcasmos» Op. 17:


La partitura:    
 

Bien, pues el motivo por el que he perdido el tiempo escribiendo una sátira de despedida al señor Rodríguez es porque me parece que ha sido uno de los peores jefes de gobierno que esta maltrecha España ha tenido desde aquel infame Fernando VII:


El caso es que el careto de este colega me suena..., me recuerda a alguien..., en fin, quizás luego me acuerde.

Vuelvo con el señor Rodríguez:

También los ministros, y ministras, que han acompañado a este señor han sido, a mi juicio y modesto entender, los más nefastos, y nefastas, que pueda imaginar una mente sana:
 
 

 
 









 






















No pensaba yo que eso de la igualdad se refería a que todos y todas, sus señorías y sus señoríos, estuviesen siempre igual, durmiendo, pero bueno...

Al presidente que le antecedió en su cargo también déjalo ir, pero con aquel ya sabía a uno por dónde iban a venirle todas:


Sin embargo, el señor Rodríguez, es de los de a dios rogando y con el mazo dando, o de los que tiran la piedra y esconden la mano, o de los de donde dije digo, digo Diego. Recuerdo una frase de una película cuyo título no recuerdo pronunciada por el sin par Clint Eastwood: «Si te estás meando encima de mí no me digas que llueve»:

 













Por todas estas cosas y muchas más, y porque en este país hay algo llamado libertad de expresión, es por lo que pierdo mi tiempo escribiendo sátiras sobre este señor.
Pero acontecimientos de última hora me han hecho cambiar de opinión y pongo el punto final a esta sátira que en fondo ha nacido desde la profunda tristeza de ver con qué individuos nos las hemos tenido que ver.
El otro día, estaba escribiendo la tercera entrega de la supradicha despedida y estaba pegando fotos como estas de aquí abajo y comentando que, tiempo atrás, el gobierno mandado por el señor Rodríguez había vendido a Gadafi armamento por valor de unos 2.000 millones de euritos:












Nadie piense que estoy poniendo todos los huevos en la misma cesta: hay muchos más huevos y muchas más cestas:


Y me preguntaba cómo puede ser de hipócrita y necia la política cuando hace cuatro días el señor Gadafi se sentaba junto a grandes y poderosos, no lo digo por el señor Rodríguez, y de la noche a la mañana pasa a ser el demonio de la humanidad: ¿acaso no se sabía hace cuatro días que Gadafi estaba martirizando a un amplísimo sector de su pueblo desde hace cuarenta años? Quizá el compadreo que se han gastado todos estoS con el tal Gadafi se haya debido a «razones de estado», «diplomacia internacional» y otros trajines que se escapan a mi pobre y flaco juicio.
Pero entonces hice un descansito para comer y ver las noticias. El Canal 24 Horas de RTVE comenzó, sin más preámbulo, con el careto de circunstancias de la presentadora de turno avisando de que las imágenes que se iban a ver a continuación eran «bastante duras». Las imágenes «bastante duras» consistían en un video en el que se podía ver cómo se linchaba de la manera más cafre a este tal señor Gadafi; no eran una imágenes «bastante duras», aquello habría hecho estremecer, vomitar, al mismísimo Hannibal Lecter. Cambié de canal: en Euronews trataron el asunto como segunda noticia y no pusieron ni tan siquiera una sola foto.
(Paréntesis: ayer, el canal español mencionado, comenzó su noticiario ya sin ni tan siquiera con un aviso ni más zarandajas, con las imágenes en las que un motorista se mataba en el transcurso de una carrera.)
Un torbellino de imágenes y pensamientos inundaron mi maltrecha cabecita. Pero seré muy breve. Si yo fuese presidente de un gobierno haría todo lo posible para que las leyes de mi país prohibieran que los medios de comunicación ganaran audiencia con imágenes de este tipo. Lamentablemente hay mucha gentuza que confunde la «libertad de expresión» con la «libertad de manipulación».
Y, después del linchamiento de Gadafi ¿dónde quedan ahora todos esos saludos fraternales, abrazos, obsequios mutuos y besamanos, dónde todas esas cordiales sonrisas y escuchitas cómplices...? I don't know.
A mí los linchamientos nunca me han gustado, ni poco ni mucho. Sin embargo los humanos que en un momento determinado se creen revolucionarios y otras cosas parecidas  son muy dados a ese acto infame llamado linchamiento: «bandidos» y negros en los EEUU de otros tiempos, Nicolás II y toda su familia, Mussolini, el señor y la señora Ceaușescu son unos pocos casos famosos de linchamiento, también llamado juicio sumarísimo. Hitler se suicidó para evitar que le pasara lo que a Mussolini. A Saddam Husein lo colgaron de mala manera tras un juicio justo, ¡ñas coca! Sin embargo, otros, como por ejemplo Stalin, quizá el mayor criminal y asesino en serie de la historia moderna, se salieron de rositas y murieron en sus camas como buenos cristianos. Mención aparte merece el caso de Miguel Ángel Blanco, linchado, como otros tantos fueron linchados, por la banda terrorista ETA.
Y ahora sería el momento de hablar de la pena de muerte. Pero, uf, creo que ya no es necesario seguir con temas de este tipo. Sólo una cosa: a quien no la haya visto le aconsejo encarecidamente que vea la película del director Adrian Shergold, «Pierrepoint: The Last Hangman», (Pierrepoint: el último verdugo).


No creo que nadie en su sano juicio interprete todo lo que acabo de exponer como una complicidad por mi parte con Gadafi, Hitler, Ceaușescu y compañía. Es evidente que no hay nada de eso, todo lo contrario, complicidad ninguna. Pero tampoco linchamientos. Y yo, al igual que muchos otros, si es que alguna vez la tuve, he perdido por completo la fe en los políticos. Al cien por cien. Un cero cagón.

Y bien, después de todo esto, y muchas más cosas, pongo punto final a mi modestísima sátira dedicada al señor Rodríguez, ese patético personaje que no dio un palo al agua en su vida, estudió en los mejores colegios de pago, veraneó de lo lindo, que no hizo ni la mili, y que de la noche a la mañana encontró su primer trabajo: presidente de gobierno, y todo eso sin ni tan siquiera saber un poco, aunque sólo fuera un poquito, de inglés. Qué vergüenza pasar a la historia, no por su ridícula, fantasiosa y pretenciosa alianza de las civilizaciones, sino por no saber ni inglés.

.o0O0o.

Quien así lo desee puede bajarse, con un poco de paciencia, la película arriba mencionada. Para tal cosa deberá proceder del siguiente modo:

1º - Darle al nº 1 de los enlaces de aquí abajo; aparecerá la página de Sharebeast, en la cual, hacia al centro de la pantalla aparece un cartelito azul en el que pone DOWNLOAD; en ese momento comenzará a bajar un archivo zip.

2º - Proceder de igual modo con los siguientes enlaces.

3º - Dependiendo de la velocidad contratada bajarán más o menos rápido. Entre diez y veinte minutos cada uno y se pueden bajar todos a la vez.

4º - Si alguien dispone de un gestor de descargas todo le será más fácil y seguro que no necesita más explicaciones.

5º - Una vez bajados los cuatro archivos habrá que descomprimirlos.

6º - Una vez descomprimidos tendremos ocho archivos comprimidos llamados cada uno de ellos «Pierrepoint El Verdugo», los seleccionaremos todos juntos, botón derecho y «extraer aquí».

7º - Ya está. Ya disponemos de la película para poder verla cuando mejor nos plazca.

8º - Si alguien tiene algún problema puede comunicármelo a ver si yo puedo echarle un cable.

9º - C’est tout





7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Yo estuve en un verano en Ucrania, y conocí al padre de una amiga mía, un hombre muy alegre y tranquilo, creo que ya jubilado. Me estuvo contando que había sido marinero y viajado por todo el mundo y que, hacia el final de su carrera, se metío en política y ascendió lo suficiente como para llegar a diputado en su país (estoy hablando de Ucrania en la Unión Soviética, con su funcionamiento político "curioso"). Cuando le pregunté por qué dejó aquello, me respondió en ucraniano pero le entendí perfectamente: para salvar su alma. Y lo dijo muy en serio.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Erthel, muchas gracias por compartir con nosotros esa experiencia tuya, me parece muy historia muy bonita. El padre de tu amiga, el ex marino ucraniano metido en política, seguro que para intentar cambiar "un poco" las cosas, es un buen hombre y un hombre sabio. Dejando aparte el hecho de que no soy creyente, entiendo perfectamente que lo dejara “para salvar su alma”; hay muchas, infinitas maneras de “perder el alma” y sólo una condición previa, poseer una.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  4. Querido Carlos:
    Qué te voy a contar. Esto una prueba más de que en este planetita mandan los que mandan: petroleras, mafias, Bancos Internacionales, FBI, empresas armamentísticas., etc, etc, Los políticos no son si no marionetas del poder.O al menos eso creo.
    Desde luego que dan escalofríos estas fotografías con Gadafi, por hipócritas, cínicas y malvadas. Creo que ilustran muy bien la actual política internacional: Te damos la manita, hacemos negocios... pero mañana eres un dictador y te juzgamos contra crímenes contra la humanidad, que queda muy guay. Creo que habría que juzgarlos a todos ... en fin. La diferencia supongo que el último tenía demasaido petroleo. Cuál será el siguiente? más petróleo? diamantes? minas?
    Que el Gadafi era un demonio no cabe duda, pero también lo es el de Corea del Norte, Senegal... Ánimo chavales!
    Hace unos años recuerdo perfectamente que vi en el telediario cómo Gadafi visitaba España con todos los honores: Recibimiento del rey en el Aeropuerto, entrevista oficial... hasta el alcalde Gallardón le dio las llaves de la ciudad de Madrid...lo juro. Menos mal que no las usó.
    Lo de Zapatero qué te voy a contar. Creo que ha sido el peor que hemos tenido. Y además, como dice un amigo: "en este país te piden inglés para ser camarero, pero no para ser presidente del gobierno"
    Aunque la alternativa que se nos viene... también de aúpa. en fin.
    Bueno, ya me he deshaogado por aquí.
    Si a sí lo deseas, te recomiendo un artículo de nuestro amigo Pérez-Reverte, en el que se "despide" a su manera.
    (No es enlace directo, así que tendrás que copiar y pegar)
    http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/617/sobre-imbeciles-y-malvados/

    ((PD...otro día se podría hablar del gasto público que generan las pensiones vitalicias, los cargos a dedo, coches oficiales, enchufes, diputaciones, ministros,ministras, diputados(innecesarios hoy) En fin...ahí si que todos son del mismo color político. El de la m....))

    Mientras tanto expresarte mi gratitud de nuevo por estas cosas que publicas, tan interesantes siempre y tan bien cuidadas y escritas.
    Un abrazo
    Víctor

    ResponderEliminar
  5. Querido Víctor, ya conocía el artículo de Pérez-Reverte en el que dice verdades como puños. Lo tengo guardado en mi disco duro para que mientras dure su memoria yo no me olvide de sus descripciones tan exactas. El peor mal que tiene este país, creo, es la inmensa incultura e ignorancia. El otro día mencioné al sanguinario Pol Pot y todos los presentes pensaban que hablaba de un tal Paul Potts. Claro, la gente ni sabe ni quiere saber quien fue Pot, ni Gadafi: lo único que quiere una inmensa mayoría es ver las espeluznantes imágenes del linchamiento de este dictador. Una y otra vez. Ayer, decíamos que Hitler se escapó de la horca suicidándose; también Goebbels y muchos otros escogieron la misma puerta falsa. No es un mérito, o no sé si lo es, pero Gadafi ha ido a enfrentarse con la muerte cara a cara, ni juicios sumarísimos ni gaitas, “aquí estoy yo y así pienso y así actúo, venid a por mí”. Y no quiero convertir en héroe a un malvado villano, pero hasta en la iniquidad hay distintas naturalezas y pelajes.
    Muchas gracias, Víctor, por tus amables y generosas palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estimat Carlos, no és que no m'agrade la sàtira i burlesca... Saps que m'agrada llegir a aquell escriptor portuguès que fa molts bons relats satírics i divertits, però sempre amb molt de seny i amb bons fonaments. Amb això no vull dir que els teus articles no siguen divertits, al contrari, també estan fonamentats i tenen seny, a més les imatges que acompanyen parlen molt. La diferència és que aquest portuguès fa sàtira sobre aquell individu que va nàixer fa uns 2000 anys, aquell que ens pinten amb el pèl llarg i amb pereta... (no sabem d'ell ni de la missa la mitat. Mai millor dit ajajaj) Qui recordarà a Zapatero d'ací 2000 anys? Poca gent... segur. L'altre dia et vaig comentar que compartia l'opinió de falsedat i demagògia que acompanya als polítics d'aquest partit. Una bona cita que serveix per a exemple del que fan aquests personatges és la següent:" El poder es como el violín, se coge con la izquierda y se toca con la derecha" E. Galeano. Això és el que fa el PSOE. Respecte a totes les personalitats que compartiren amistats i negocis amb Gadafi i ara han mirat cap a un altre costat (de cara al públic, perquè la trama que han fet ha sigut bonica) els tinc el mateix respecte i valore la seua paraula tan poc com respecte i valore a Fernando VII, el desposta que és va passar a la Pepa per el forro dels... De a qui li sembla aquest... La endogàmia es fa patent. Només cal vore al que millor viu d'Espanya i la seva descendència (tocada en molts aspectes). Per acabar, la llibertat d'expressió és per a tots, inclòs per als que fan un ús inapropiat d'ella, per això es diu llibertat, i per sort el que ens pareix just a alguns als altres no, sinó, què passaria si tots pensarem amb la justícia de ZP? jajaj!! fins prompte!!

    ResponderEliminar
  7. Querido amigo, me gusta mucho cómo escribes en esa hermosa y antigua lengua en la que escribía aquel valenciano ilustremente olvidado en su tierra llamado Ausìas March. También me gusta lo que dices y también el uso que haces de la ironía, también tú eres satírico. Es muy cierto que dentro de unos pocos años nadie se acordará de la mayoría de fantoches que dicen gobernar este maltraído país. A mí me gustaría que del de la barbita con los brazos abiertos tampoco se acordara nadie, o al menos que dejasen de hacer fechorías en su nombre. Es un placer mantener conversaciones contigo, tanto de viva voz como de viva letra.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar