Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 25 de noviembre de 2011

FOTO EN BLANCO Y NEGRO

Cuando apareció la fotografía la pintura tuvo que reinventarse. Luego apareció la fotografía en color y todos flipamos en colorines. Pero al poco tiempo nos dimos cuenta de que la fotografía en blanco y negro tenía algo especial, insustituible, algo propio que la hacía particularmente expresiva. Los colorines quedan muy monos, nadie lo niega, pero las cosas se reconocen igual sin ellos; así, la madera sigue siendo madera:


y la piedra, piedra:
El hombre feliz, sigue feliz:


El guapo, guapo:
La mujer bella lo sigue siendo, tanto por fuera:

como por dentro:


El beso sigue siendo igual de dulce:

y la guerra no es menos guerra:


París siempre será París:

y Venecia, húmeda:


La mirada del niño sigue diciendo lo mismo:


Y las aves, o acuáticas:

o de las otras:
Claro, el blanco sigue siendo blanco y el negro, negro:

A veces nos encontramos con una vieja foto, a menudo en blanco y negro, que nos trae recuerdos, buenos o malos, que nos hace reír o sonreír, o hace que, por un instante, se nos humedezcan los ojos. De esto trata el bossa nova del que traigo unas cuantas versiones, y que se llama Retrato em branco e preto (Foto en blanco y negro). Su letra dice así:

Já conheço os passos dessa estrada              
sei que não vai dar em nada                        
seus segredos sei de cór                               
já conheço as pedras do caminho                
e sei também que ali sozinho                       
eu vou ficar, tanto pior
o que é que eu posso contra o encanto
desse amor que eu nego tanto
evito tanto
e que no entanto
volta sempre a enfeitiçar
com seus mesmos tristes velhos fatos
que num álbum de retrato
eu teimo em colecionar
Lá vou eu de novo como um tolo
procurar o desconsolo
que cansei de conhecer
novos dias tristes, noites claras
versos, cartas, minha cara
ainda volto a lhe escrever
pra lhe dizer que isso é pecado
eu trago o peito tão marcado
de lembranças do passado
e você sabe a razão
vou colecionar mais um soneto
outro retrato em branco e preto
a maltratar meu coração

Es una letra que más o menos se entiende. Con la música se entiende mejor. El bossa nova es un género en el que predominan las canciones tristes, de una dulce y embriagadora tristeza. Sus giros melódicos son muchas veces inesperados y, en ocasiones, inverosímiles. Tal es el caso de este bello y nostálgico bossa nova.

Escuchémoslo, en primer lugar, en interpretación del gran Joao Gilberto. Se trata de una grabación en directo y siempre hay algún zopenco que hace ruido o grita algo:

 


Ahora, con el autor al piano:



Norma Winstone, en una versión más de jazz:





Ahora la siempre dulce Lisa Ono:



Para terminar, y no por ser la última la peor, en versión de Rosa Passos, sí, como John Dos...



5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegra que así le parezca.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  2. http://youtu.be/AA0rObeH_9U

    Otra bossa nova en blanco y negro.

    Día lluvioso aquí en Madrid.

    Giorno.

    ResponderEliminar
  3. Sus abordajes Sr Gimeno son muy especiales, como los pliegues de Deleuze.
    Siempre .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Inés, por enriquecer con sus comentarios este modesto blog, su blog. Me halaga con su comparación, también se lo agradezco. Uno casi consigue acostumbrarse a no esperar nada, a no recibir nada: por eso, cuando recibe algo amable, considerado, se siente feliz, alegre, como usted ha hecho que me sienta en estos momentos.
      Un afectuoso saludo

      Eliminar