Páginas vistas en total

Seguidores

domingo, 6 de noviembre de 2011

SERESTA, PAQUITO D’RIVERA

Tengo muchos sobrinos, cero hijos. Uno de ellos es músico, como yo. Fue, cronológicamente, mi primer sobrino, y quizá por esa causa me pilló desentrenado y no supe tratarle como mereciese. Pero también por esa razón, por ser el primero, volqué en él mucha ilusión, mucho cariño. Desde muy pequeñito se sentaba sobre mis piernas y frente al teclado de mi piano tocábamos cosillas. Por aquel entonces hacían por la tele unos dibujos animados, «Dartacan y los tres Mosqueperros»; yo cogía sus pequeños deditos y bajaba con ellos las teclas que reproducían las notas de su sintonía. No se cansaba el chaval, tampoco tenía que llevarle a la fuerza al piano. Llevo ese recuerdo con mucho afecto. En fin, tanto es así que acabó engrosando las filas de esta profesión, hermosa donde las haya, pero tan ingrata cuando es aquí.
Ahora, este chavalín, ya es un hombre como un castillo, apuesto, bueno como el pan, buen músico, con trabajos precarios como mucha gente, y lucha como un tigre para abrirse camino en la vida con sus propias manos y por su propio esfuerzo, como está «mandao». Hace unos años me pasó un CD en el que aparecía el tema que se puede escuchar aquí abajo, «Seresta», que dios me confunda si sé qué significa. No es música clásica, aunque la principal actividad de mi sobrino músico sea dentro del ámbito de la  música culta. No sé a qué género pertenece con exactitud, quizá al denominado «latín-jazz». Pues cuando me pasó el CD no le hice demasiado caso; el rollo latino nunca me ha ido y sigue sin irme. Pero hace poco he vuelto a escuchar aquel tema y, la verdad, me parece que no está mal. De modo que aquí lo traigo, en homenaje a mi sobrinete:


Este clarinetista, Paquito D'Rivera, está muy bien considerado en todas partes como un buen músico y un virtuoso en su instrumento. El pianista no sé muy bien quién es ni cómo se llama, me lo dijeron el otro día pero se me ha olvidado; es un buen pianista, pero no mejor que mi sobrino y, este, desde luego, no hace esos mohínes, esos caretos. Habrá quien piense que me hace hablar así mi amor de tío; es lógico que se piense eso pero en esta ocasión no es cierto. Bien sabe mi querido sobrino cuán objetivo he sido con él toda la vida, cuán exigente, por no decir cuán duro. No soy yo persona que se ande con milongas, todo lo contrario, hay muy poca gente en el mundo musical en el que nos movemos que sepa que este sobrino es mío, por decirlo de alguna manera. Desde el primer momento le de dejé bien claro que todo se lo tendría que ganar con su esfuerzo y su lucha diaria, y así ha sido. Y también hay que decir que jamás, nunca, ni una sola vez, me ha pedido él ningún tipo favoritismo, influencia de ningún tipo, ni en exámenes corrientes ni en oposiciones ni en nada de nada, jamás; de hecho, ha habido ocasiones en las que se ha presentado a algún tipo de oposición y yo ni me he enterado. Por todas estas cosas, y por otras muchas, jamás me ha defraudado, todo lo contrario, cada día que pasa me siento más orgulloso de él, aunque nunca se lo haya dicho viva voz porque soy muy parco en ese sentido. Pero cuando hay que decir las cosas hay que tener coraje, seleccionar las palabras y decirlas, aunque sea por escrito.


Aquí se puede bajar el vídeo:


Y aquí el audio:


(O al revés)

Un abrazo muy fuerte, chaval, eres mi sobrino pero te quiero como a un hijo. Supongo.

3 comentarios:

  1. Y seguro que ese sobrino no sabes lo que te quiere y te ha admirado siempre, la gran influencia que has ejercido en él, y lo mucho que le has ayudado, más de lo que te crees.
    Por todo ello y por ser quién eres apuesto a que ahora debe estar emocionado leyendo esas palabras tan bonitas que le dedicas.
    Recibe un gran abrazo con todo mi afecto y admiración.

    ResponderEliminar
  2. Bonito tema este de "Seresta". Qué bien entra por el oído los ritmos y melodías del llamado latin-jazz.

    Aún así, este pianista no le llega ni a la altura de los zapatos al gran Michel Camilo. Me encanta este dominicano guasón.

    !Viva el latin-jazz¡ Vivan los "tumbados"¡

    Un cordial saludo y felicidades por tener un sobrino tan majo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, hay un refrán que dice que "A quien dios no da hijos satanás le da sobrinos"; creo que en mi caso es completamente al revés.

      Gracias por su comentario

      Un cordial saludo

      Eliminar