Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 21 de enero de 2012

CHARLES AZNAVOUR



Dice la Wik: Charles Aznavour (París, Francia, 22 de mayo de 1924), nacido con el nombre de Shahnourh Varinag Aznavourian es un cantante, compositor y actor francés de origen armenio, considerado en todo el mundo como «el embajador de la canción francesa». La canción francesa, «La chanson française» es un género, que en español se refiere a cualquier canción con letra en francés y, más específicamente, a piezas vocales de tema amoroso, y también a las de crítica social y política, en particular las pertenecientes al estilo de los cabarets.



Hace dos entradas hablamos de Alexis Weissenberg y tuvimos oportunidad de ver y escuchar un vídeo de Youtube en el que inefable Alexis acompañaba, de una manera poco adecuada, todo hay que decirlo, a este cantante, Charles Aznavour. Tiempo atrás también escuchamos al gran Jacques Brel, a quien podríamos ubicar también en este género. No obstante, Aznavour es más asequible, o mejor sería decir «era» más asequible, más popular.


Aznavour se caracteriza por un timbre de voz y una pronunciación muy características: algo nasal, muy melodiosa, su voz es idónea para la lengua francesa. En las dos canciones que voy a traer de Youtube habla, Aznavour, de los «veinte años»; son canciones nostálgicas, en una de ellas recuerda cuando tenía veinte años, en la otra dice que nadie que tenga menos de veinte años entenderá de qué habla al referirse a la bohemia. Hoy en día, habría que subir un poco la edad, pongamos un mínimo de treinta años para que alguien haya escuchado a este peculiar cantante.


Es uno de esos cantantes a los que vuelves de tanto en tanto, una vez cada cinco años, o algo así: al volver a escucharlo te estimula un poco la nostalgia, te hace recordar esos sueños que una vez tuviste y que, al cabo, se quedaron en eso, en sueños. A la gente de mi edad, escuchar a Aznavour, nos servirá para volver la mirada por un instante al pasado, con un poco de nostalgia pero siempre con una chispa de emoción; a los más o mucho más jóvenes les servirá, en primer lugar para descubrirlo, para conocerlo, quizá les sirva también para advertirles de que la vida no es otra cosa que eso que en ese preciso instante está acaeciendo, que el tiempo, aunque no lo parezca, se escapa como el agua de un cesto, y que la vida hay que saborearla día a día, cada instante, porque la vida es muy hermosa, es muy hermoso estar y sentirse vivo.

 
En fin, se nota que estoy con dosis elevadas de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, ¿eh? Vale vale, ya me callo, les dejo con Aznavour.

Hier encore

 La bohême



3 comentarios:

  1. Vaya con el armenio, físicamente es igualito a mi profe. Me ha gustado mucho,"Hier encore"es preciosa al igual que el penúltimo párrafo que has escrito tan lleno de poesía. Magnifique! A Carlos lo que es del Carlos, nada de serotonina. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues entonces tu profe tiene cierto atractivo, peor pudiera haber sido. La canción que te gusta a mí también me parece muy bonita. Muchas gracias por tu comentario y por tu elogio de mi pobre prosa.
      Cuídate, un abrazo.

      Eliminar
  2. No se merecen, Carl. Cuídate mucho y ponte bueno pronto. Un saludo

    ResponderEliminar