Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 2 de febrero de 2012

GEORGE STEINER - LA BARBARIE DE LA IGNORANCIA



Si los árboles tienen raíces
-y yo amo los árboles-
los hombres tienen piernas:
es un progreso inmenso:
las lenguas nos confieren esas piernas.
George Steiner

La alegría es la plenitud
del sentimiento de lo real.
Simone Weil

Las dos citas con las que comienzo esta entrada también aparecen como tales en sendos libros de nuestro amigo Andrés Neuman. La primera de ellas, con otra traducción, abre la novela «El viajero del siglo»; la segunda el poemario «Mística abajo». Claro, no es de Neuman de quien quiero hablar en esta entrada: pero me asombró encontrar la cita de Steiner cuando abrí el libro mencionado. Por varias razones: el libro de Steiner del que está extraída la cita es uno de mis libro predilectos; por otro lado, cuando la encontré en el libro de Neuman ya andaba yo algunas semanas dándole vueltas a la idea de escribir sobre Steiner, y sobre su libro. Doble coincidencia: cuando constantemente se manejan muchas cosas similares es muy usual que se produzcan actos simultáneos. Se les suele llamar coincidencias.

George Steiner es un erudito, un intelectual, un filósofo, un hombre fascinante. Nació en París en el año 1929, luego en la actualidad tiene 83 años (nunca hay que confundirlo con otro Steiner, Rudolf, no tiene nada que ver). Ha escrito incontables libros. Pero yo sólo voy a mencionar dos, ambos de lectura obligada. No se puede no haber leído estos dos libros. En «Errata. El examen de una vida», Ediciones Siruela, Madrid, 1998, encontramos unas amenísimas memorias. He de advertir que este autor siempre es un poco difícil de entender; por muy llano que procure ser, su prosa siempre está repleta de referencias de todo tipo; lo cual no ha de ser obstáculo sino acicate: lo que uno no entiende lo busca, lo estudia, los libros nos llevan a otros libros en un viaje sin fin. Este libro se puede encontrar en cualquier librería; si no lo tienen en ese momento, en cuatro días te lo consiguen. Imprescindible su lectura.

El subtítulo de esta entrada nos viene al pelo: «La barbarie de la ignorancia». Se trata del título del libro «George Steiner en diálogo con Antoine Spire. La barbarie de la ignorancia», lo cual nos indica que se trata de una entrevista, quizá mejor una conversación, entre estos dos señores. Además de ser el título del otro libro de Steiner de lectura obligada nos recuerda, me recuerda, la inmensa y cerril, bárbara, ignorancia y ceguera en la que nos quieren mantener y hundir en este país. Es un librito menudo, chiquitajo, pero con tanta lucidez en su interior que se sale, como se dice hoy en día. Es un libro emocionante: no ataca, no ofende, no insulta, todo lo contrario, explica, entiende, justifica. Bueno, hay un momento en el que casi manda a escaparrar al que le hace la entrevista, lo cual le añade chispa al libro. ¿Por qué digo lo de la miseria cultural en la que nos quieren hundir en este país? Muy fácil: este librito se publicó en España en 1999, traducido y editado por Mario Muchnik. No sé quién es el culpable pero jamás se ha hecho una segunda edición, ni reimpresión ni nada de nada; se vendió la primera edición y desapareció por los siglos de los siglos. Estoy semanas intentando encontrar un ejemplar mediante todos los recursos que la tecnología pone a nuestro alcance en la actualidad y que si quieres arroz Catalina: ni un solo ejemplar en ningún lugar de habla hispana. Claro, yo tengo mi ejemplar que leí en el año de su publicación y he vuelto a leer y releer desde entonces, entera o parcialmente. ¿Y para qué quería encontrar otro ejemplar, se preguntarán ustedes, si yo ya tengo el mío? Pues para desmontarlo y escanearlo y volver a ponerlo en circulación aunque sea por lo bajini (sobre todo a la vista de las últimas andanzas de ese gabinete federacionativo de indagacioniciaciones, ejem, ejem...)

Creo que es un libro que el poder, el poder político, religioso y todo eso, debe considerar peligroso. Yo, desde luego, si fuera un político al estilo de Scarpia, el malo malísimo de la ópera Tosca de Puccini, lo hubiera quemado antes de que hubiera salido a la venta. ¿Habrá algún político en nuestro país que conozca a Steiner, en general, y «La barbarie de la ignorancia» en particular? «Aquí Radio Armenia: no lo sabemos, no hace falta saber leer para ser político ni para llegar a presidente del gobierno en España». Vaya, hombre.

Como he dicho, es un libro que explica, que escucha, que arropa, que consuela, que estimula, que invita a pensar. No lo hace de un modo reivindicativo, ni de un modo revolucionario, no lo hace de una manera impositiva, no lo hace en plan «Indignados». Lo hace con amabilidad, generosidad, con emoción, incluso diría que con amor... No hay nada que más teman los gobernantes: que el pueblo piense, se entienda, dialogue, formule juicios propios, opiniones propias de las cosas, que el pueblo lea, que apague de vez en cuando la tele y se ponga a hablar, a escuchar, a cavilar, a razonar, con hijos, padres, vecinos, contrarios, iguales, azules, verdes, grandes y chicos...

Gracias a la inestimable ayuda de unas cuantas personas (a quienes agradezco enormemente su impagable colaboración) he conseguido... mmm... digamos... otro ejemplar de este imprescindible libro. Si lo leen entenderán todo lo que he dicho de él. Ustedes, en general, pueden leerlo o no, según les plazca, pues no faltaba más. Sin embargo, esas «criaturas efímeras» que deambulan por las aulas en las que yo (cuando mi salud me lo permite) ejerzo mi sacrificado oficio, no tienen elección: han de leerlo sí o sí, y no se hable más; no les mando, de momento, un resumen comentado por escrito del libro porque estoy debilucho, pero tiempo al tiempo. Y que nadie me venga con pamplinas de que si no tengo tiempo y otras gaitas: es un libro que se lee en un rato.

http://www.mediafire.com/download.php?7xb4472wd0g4cbk

N. B. Enlace corregido y aumentado (pido disculpas)

¿Y qué pinta la otra cita que abre esta entrada, se preguntarán ustedes? Pues nada en particular, o todo, según se mire: «La alegría es la plenitud del sentimiento de lo real», simplemente me parece una definición asombrosa y muy bella.

Casi tan bella como esta cita es esta pieza que pongo aquí abajo como despedida:


http://www.mediafire.com/download.php?rfuwyxas2nmevt3

20 comentarios:

  1. Carlos, lo he intentado varias veces, pero el enlace al libro está roto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de comprobarlo y me ha funcionado. Selecciona, botón derecho, abrir en otra pestaña, le das a lo verde y baja. Si no te funciona me lo dices que lo solucionaré sin falta.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Ahora sí, parece que había algún problema temporal. Gràcies

      Eliminar
    3. Además, la primera versión estaba incompleta, faltaban dos páginas. Creo que ahora ya está todo resuelto. Gracias a ti.

      Eliminar
  2. Hola, Carlos
    sigo tu blog desde hace unos meses, y sólo puedo decir que me encanta. No te conozco personalmente, pero me recomendaron este blog dos antiguos alumnos tuyos ( de hace 20 años o más), y siempre que puedo le echo un vistazo.
    Enhorabuena por esta entrada. Veo que eres una persona comprometida, eso a veces se echa en falta en los tiempos que corren, ya me he bajado el libro y lo quiero leer. Gracias por hacer este blog y hacernos la vida más agradable con él. Espero que te recuperes pronto. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Leticia, me alegro mucho de que te guste mi blog y te agradezco tus cordiales palabras. No sé hasta qué punto soy una persona comprometida, no sé hasta dónde sería capaz de llegar por mi compromiso. Sí sé que ante muchas cosas no me puedo quedar callado, ni quieto, lo cual me ha ocasionado no pocos problemas en esta vida. Me gusta zarandear un poco a mis alumnos para que no sean conformistas y se formen una opinión propia de las cosas. Ya soy un poco mayor como para cambiar estos aspectos de mí mismo, ya veremos cómo acabo...
      Gracias de nuevo, Leticia, un cordial saludo

      Eliminar
  3. Lo de que el libro se lee en un rato es una verdad como un templo. Lo empecé y en apenas una hora ya lo había acabado.

    Tal vez es cierto que más que leer lo devoré, pero es que casi me obligaba el mismo libro... Supongo que no es la idea del libro en si, pero me pareció, entre otras muchas cosas, divertido e ingenioso el señor Steiner.

    De haberle conocido, me hubiese caído muy bien. Estoy seguro.

    Gracias Carlos por esto en particular, y por todo en general. Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es esa la idea del libro, de todo buen libro, demostrar que un libro es algo que te agarra y no te suelta, y te hace un poco distinto (¿quizá mejor?) que antes de leerlo, y si no te agarra se le coge y se le estampa contra la pared, que hay mucho pedante por ahí escribiendo unas despiadadas paparruchas con una muy insolente falta de respeto por el tiempo del lector. Fíjate cómo Steiner recalca que un profesor no tiene ningún derecho para inculcar hábitos y cultura a nadie. Lo que sí puede hacer un profesor, y Steiner lo consigue, es enseñar deleitando, algo antiquísimo pero lamentablemente olvidado.
      También yo te doy las gracias a ti por tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Carlos, como se llama el tema del final??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se llama « I'll Be Seeing You» y lo interpreta el «Ken Peplowski Quartet». Tengo unas cuantas versiones más, si queréis me lo decís y subiré alguna más, pero mañana o pasado, ahora estoy dormido. Pongo un enlace en Mediafire por si te lo quieres bajar (espero que funcione).
      Un cordial saludo

      Eliminar
  5. Interesante librito de Steiner.

    En mitad de ese diálogo va soltando unas perlas de una profundidad inesperada.

    Muy afortunado Steiner por poder recibir una educación trilingüe (quién la pillara en estos días) y no tener que ir sufriendo aprendiendo idiomas a trancas y barrancas como la mayoría de todos nosotros.

    Como la curiosidad me ha picado, he sacado de la biblioteca otro libro suyo "Lecturas, obsesiones y otros escritos" que es una antología de diversos ensayos suyos sobre arte, literatura, nazismo vs. judaísmo... Un auténtico erudito este judío culto. Y, lo que más he apreciado, de una honda humanidad y preocupación sobre el destino del ser humano.

    Molan todas esas generaciones de artistas, escritores, ciéntificos, etc. que fueron cuajando en esa Viena mítica de principio de siglo XX.

    Imagino que también habrá Usted leído obras de Stefan Zweig. Me parece otro escritor capital y, además, gran coleccionista de partituras originales de Mozart y Beethoven.

    Un cordial saludo y seguro que pronto mejorarán sus finanzas.

    C. Pescanova

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casualmente acabo de recibir a un alumno ucraniano que habla, además de su idioma, ruso, inglés y un poco de español. En efecto, pienso que es una gran suerte poder nombrar un mismo objeto con muchas palabras distintas: dotan al objeto de matices insospechados.
      La Viena de principios de siglo debió de ser un lugar y un momento apasionante. Claro, dejando aparte los problemas políticos y bélicos. Como usted dice, Stefan Zweig es un escritor admirable, en mi oipinión, de lectura imprescindible. Otros coetáneos también dejaron un gran legado: Roth (Joseph), Kraus, Freud, Wittgenstein, y me callo pues la lista sería casi interminable, por no nombrar a los músicos: Schoenberg, Alban Berg...
      Lamento expresarle una opinión distinta a la suya: mis finanzas, así como mi salud, no van demasiado bien. Mi deseo es que, al menos no empeoren.
      Gracias por su comentario, como siempre, muy interesante.
      Un afectuoso saludo

      Eliminar
  6. Hola Carlos:
    Deseo para ti, que estés bien de salud.
    Sólo agradecerte tu blog, el librito se Steiner y
    la música de «Ken Peplowski Quartet».

    Gracias por estar ahí.
    Cordialmente,
    Mercedes O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mercedes, por tus buenos deseos y por tus palabras de gratitud. La salud está así así. Pero procuraré seguir atento, procuraré seguir estando por aquí.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  7. Matías, no sé qué clase de comentario es ese tuyo... Por favor, especifica.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por los aportes. Lindo el blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a usted por su visita y por su amable comentario.

      Un cordial salduo

      Eliminar
  9. Acabo de adquirir este libro en una librería de segunda mano. Creo que, en vista de su difícil encuentro, he tenido suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro descatalogado, por lo que adquirirlo es una gran suerte ya que no creo que vuelvan a sacar una nueva edición. Es un gran libro, y me permito sugerirle uno que ha salido a la venta hace poco: «Un Largo Sábado» (El Ojo del Tiempo), una nueva entrevista a Steiner más interesante si cabe que el comentado en esta entrada.

      Eliminar