Páginas vistas en total

Seguidores

lunes, 13 de febrero de 2012

WHITNEY - AMY - KAVAFIS



De nuevo, se nos ha ido una bella mujer, guapa guapa. Sí, con una voz y una manera de cantar excepcionales, pero ¿por qué no decir, también, lo guapa que era? La belleza, como la voz, te vienen dadas, lo que seas capaz de hacer con ellas ya es cosa de una. Y esta chica era guapa, como guapa era Amy. 

Juro que no sé escribir su nombre, no sé ni decirlo, no he escuchado gran cosa de ella; la canción esa que la hizo tan famosa me parece una horterada como un pino. O como un ciprés. Whitney Houston (copio) se ha ido, como se fue Amy, las dos, kaputt. De nuevo vendrá la retahíla de sandeces y tópicos: que si las drogas, que si el alcohol, que si... Y no, no son las drogas ni el alcohol, es la vida quien las ha matado, las dos murieron de sus vidas. 



Me ha venidio a la cabeza un gran poeta griego, Constantino Kavafis, nacido en 1863, muerto en 1933. 


Claro, hoy en día Grecia no significa más que crisis, quiebra, euro y demás. Nadie se acuerda de Kavafis, nadie lo menta, aunque sea de tapadillo. Kavafis nos dijo que las drogas no te asaltarán si tú no las llevas en tu espíritu, y llevaba razón:

ÍTACA

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, de conocimientos pleno.
A los lestrigones y a los cíclopes,
al irritado Poseidón no temas,
tales cosas en tu ruta no hallarás,
si elevado se mantiene tu pensamiento, si una selecta
emoción tu espíritu y tu cuerpo embarga.
A los lestrigones y a los cíclopes,
y al feroz Poseidón no te encontrarás,
si dentro de tu alma no los llevas,
si tu alma no los yergue ante ti.
Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con cuánta dicha, con cuánta alegría
entres a puertos nunca vistos:
detente en mercados fenicios,
y adquiere las bellas mercancías,
ámbares y ébanos, marfiles y corales,
y voluptuosos perfumes de toda clase,
cuanto más abundantes puedas voluptuosos perfumes;
anda a muchas ciudades egipcias
a aprender y aprender de los sabios.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieses puesto en camino.
Otras cosas no tiene ya que date.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Así de sabio como llegaste a ser, y con experiencia tanta,
ya habrás comprendido lo que las Ítacas significan.


Odiseo, Ulises, rey de Ítaca, cuyo nombre da título a «Odisea», de Homero, huelga decirlo (alumnos: ¿ya habéis leído «Odisea»?). 

Vuelve Ulises a su patria (Monteverdi: Il ritorno d'Ulisse in patria [¿ya habéis escuchado esta ópera?]) tras la guerra de Troya. De nuevo la figura del camino, del caminante, del viaje, esta vez por mar, y no durante un invierno, muchos inviernos le cuesta a Ulises llegar a casa. 


La vida como viaje:

«Con todo no podía eso durar mucho. La experiencia
de los años me lo muestra. Pero sin embargo un tanto abruptamente
vino el Destino y lo detuvo.
Breve fue la hermosa vida. (...)» (Kavafis, «En un atardecer»)

Es más:

CUANTO PUEDAS

Y si no puedes hacer tu vida como la quieres,
en esto esfuérzate al menos
cuanto puedas: no la envilezcas
en el contacto excesivo con la gente,
en demasiados trajines y conversaciones.

No la envilezcas llevándola,
trayéndola a menudo y exponiéndola
a la torpeza cotidiana
de las compañías y las relaciones,
hasta que llegue a ser pesada como una extraña.

Haz de tu vida, si puedes, una obra de arte, haz con lo que se te ha dado: belleza, voz inteligencia, haz algo, cuanto puedas. Sólo inténtalo. Estas dos chicas lo intentaron, vaya que sí. Y, seguro, tuvieron sus felices horas:

Dicha y perfume de mi vida el recuerdo de las horas
en que hallé y tuve la voluptuosidad como la anhelaba.
Dicha y perfume de mi vida, de mi vida en que evité
todo goce de amores rutinarios. (Kavafis)


ASÍ TAN INTENSAMENTE CONTEMPLÉ

Así tan intensamente contemplé la belleza,
que plena está mi vista de ella.
Líneas del cuerpo. Labios rojos. Miembros voluptuosos.
Cabellos como tomados de estatuas griegas:
siempre hermosos, aun cuando están despeinados,
y caen, un poco, sobre las frentes blancas.
Rostros del amor, tal como los anhelaba
mi poesía... en las noches de mi juventud,
en mis noches, furtivamente, hallados... (Kavafis)


También nuestro blog es un viaje, en el que el ayer es el paso previo al hoy, y el hoy al «mañana». Y todo hila: ayer hablábamos de las traducciones. Aunque no entendamos qué dice, sí sentiremos cómo dice. La actriz Karyofyllia Karabeti recita dos poemas de Kavafis: ¡cuánta dulzura, cuánto consuelo transmite sólo con la música de su voz:


  
"Η Πόλις"

Είπες· «Θα πάγω σ' άλλη γή, θα πάγω σ' άλλη θάλασσα,
Μια πόλις άλλη θα βρεθεί καλλίτερη από αυτή.
Κάθε προσπάθεια μου μια καταδίκη είναι γραφτή·
κ' είν' η καρδιά μου -- σαν νεκρός -- θαμένη.
Ο νους μου ως πότε μες στον μαρασμό αυτόν θα μένει.
Οπου το μάτι μου γυρίσω, όπου κι αν δω
ερείπια μαύρα της ζωής μου βλέπω εδώ,
που τόσα χρόνια πέρασα και ρήμαξα και χάλασα».

Καινούριους τόπους δεν θα βρεις, δεν θάβρεις άλλες θάλασσες.
Η πόλις θα σε ακολουθεί. Στους δρόμους θα γυρνάς
τους ίδιους. Και στες γειτονιές τες ίδιες θα γερνάς·
και μες στα ίδια σπίτια αυτά θ' ασπρίζεις.
Πάντα στην πόλι αυτή θα φθάνεις. Για τα αλλού -- μη ελπίζεις --
δεν έχει πλοίο για σε, δεν έχει οδό.
Ετσι που τη ζωή σου ρήμαξες εδώ
στην κώχη τούτη την μικρή, σ' όλην την γή την χάλασες.


LA CIUDAD

Dijiste: "Iré a otra ciudad, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de hallarse mejor que ésta.
Todo esfuerzo mío es una condena escrita;
y está mi corazón - como un cadáver - sepultado.
Mi espíritu hasta cuándo permanecerá en este marasmo.
Donde mis ojos vuelva, donde quiera que mire
oscuras ruinas de mi vida veo aquí,
donde tantos años pasé y destruí y perdí".

Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás
por las mismas calles. Y en los mismos barrios te harás viejo
y en estas mismas casas encanecerás.
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otro lugar -no esperes-
no hay barco para ti, no hay camino.
Así como tu vida la arruinaste aquí
en este rincón pequeño, en toda tierra la destruiste.


"Απολείπειν ο Θεός Αντώνιον"

Σαν έξαφνα, ώρα μεσάνυχτ', ακουσθεί
αόρατος θίασος να περνά
με μουσικές εξαίσιες, με φωνές -
την τύχη σου που ενδίδει πια, τα έργα σου
που απέτυχαν, τα σχέδια της ζωής σου
που βγήκαν όλα πλάνες, μη ανοφέλετα θρηνήσεις.
Σαν έτοιμος από καιρό, σα θαρραλέος,
αποχαιρέτα την, την Αλεξάνδρεια που φεύγει.
Προ πάντων να μη γελασθείς, μην πείς πως ήταν
ένα όνειρο, πως απατήθηκεν η ακοή σου
μάταιες ελπίδες τέτοιες μην καταδεχθείς.
Σαν έτοιμος από καιρό, σα θαρραλέος,
σαν που ταιριάζει σε που αξιώθηκες μια τέτοια πόλι,
πλησίασε σταθερά πρός το παράθυρο,
κι άκουσε με συγκίνησιν, αλλ' όχι
με των δειλών τα παρακάλια και παράπονα,
ως τελευταία απόλαυσι τους ήχους,
τα εξαίσια όργανα του μυστικού θιάσου,
κι αποχαιρέτα την, την Αλεξάνδρεια που χάνεις.


QUE EL DIOS ABANDONABA A ANTONIO

Cuando de repente, a medianoche, se escuche
pasar una comparsa invisible
con músicas maravillosas, con vocerío -
tu suerte que ya declina, tus obras
que fracasaron, los planes de tu vida
que resultaron todos ilusiones, no llores inútilmente.
Como preparado desde tiempo atrás, como valiente,
di adiós a Alejandría que se aleja.
Sobre todo no te engañes, no digas que fue un
sueño, que se engañó tu oído:
no aceptes tales vanas esperanzas.
Como preparado desde tiempo atrás, como valiente,
como te corresponde a ti que de tal ciudad fuiste digno,
acércate resueltamente a la ventana,
y escucha con emoción, mas no
con los ruegos y lamentos de los cobardes,
como último placer los sones,
los maravillosos instrumentos del cortejo misterioso,
y dile adiós, a la Alejandría que pierdes.


Poemas como flores, como lápidas leves que dulcemente os cobijen, como sinceramente afectuosos epitafios.

15 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=hNVJpIRt_JQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por enriquecer nuestro viaje con más "aventuras y conocimientos"
      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Perdón por la brevedad de mi anterior comentario. Leí tu publicación y creí conveniente mostrar la canción de Llach, pero el tiempo me apretaba, ayyy las prisas...


      Anonymous IV

      Eliminar
    3. No pasa nada, todo se te perdona, sobre todo por haber salvado del olvido la maravillosa música de Leonin y Perotin, Anonymous IV. Lo dicho, muchas gracias por todo.
      Un afectuoso saludo

      Eliminar
  2. Pensaba también en la canción de Llach, pero ya veo que se me adelantaron... Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Vicent, lo importante en esta vida son las intenciones, al menos yo siempre lo he pensado así. ¿Te creerás que no conocía la canción de Llach? Yo canté cuando era joven una canción suya que hablaba de un bandolero, voz en cuello y con una guitarra de mala muerte; también otra que se llamaba La estaca, o algo así. Luego me olvidé de Llach y lo que es peor, él se olvidó de mí. La poesía de Kavafis, sin embargo, nunca la he olvidado.
      Siempre me es muy grato intercambiar comentarios contigo, te agradezco que me escribas por aquí aunque nos hayamos visto por allá...
      Un abrazo

      Eliminar
  3. whitney houston me gustaba, su voz, su cuerpo, su elegancia, su sonrisa todo los que ella nos quería mostrar. Tenía un potencial de voz increíble. Parecía que lo tuviese todo... Pero al parecer no era así. Se unió a un personaje que le hizo sacar su parte oscura, la que todos guardamos; La que sin darnos cuenta dejamos que nos arrastre como piedrecillas río abajo. whitney houston,amy winehouse y cuántas más habrá, estrellas fugaces infelices, frágiles como un soplo, como sus vidas. Carlos gracias por dedicarles unas entradas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es un camino muy difícil de recorrer: caemos en ella con unas cartas, más o menos buenas o malas, y luego hay que aprender a jugarlas. Whitney, Amy, las jugaron muy bien, con su juego nos hicieron a los demás un poco más fácil el camino de la vida, nos construyeron recodos, fuentes, bancos en los sentarnos a descansar un poco. Parece como si detrás de cada gran mujer siempre haya un hombre malvado, perverso, canalla.
      Muchas gracias por tu comentario que viene a enriquecer este epitafio a esas dos grandes mujeres. Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡Bonita, bonita entrada y comentarios!

    un quijote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos comentarios se cita a Lluis Llach, un cantautor catalán; de su misma época, Joan Manuel Serrat, escribía en una de sus canciones:

      «No hay nada más bello
      que lo que nunca he tenido,
      nada más amado
      que lo que perdí»

      Nuestros anhelos, siempre delante de nosotros, siempre persiguiéndolos, nunca alcanzados.

      Un abrazo, amigo mío

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Qué alegre sería conocerle. Le aseguro que hace muchos años que hago mucho caso a todas esas personas que me dicen, o que me decían: «has de poner de tu parte...» Sí, pongo y seguiré poniendo de mi parte para que cuando llegue el día en que nos conozcamos sea capaz de demostrarle mi alegría.

      Y le voy a pedir que me permita no borrar su comentario: tan sólo he encontrado un error taquigráfico, «comúm» por «común»; «abracísimo» no sé si será correcto pero se entiende perfectamente... No obstante, si usted me lo vuelve a pedir, borraré su comentario. Pero es que tan alentador.

      Un abracisísimo

      P. S. Enhorabuena por su seguro que merecidísimo premio

      Eliminar
  6. No me hago caso, por favor; todo lo que escribí nació de un ánimo muy coloquial. Y tan ligero que aparenta ser superficial. Dije 'ponerse bueno' bastante apartad de cualquier sentido de recomendación aunque lo parezca, creámelo.

    Estoy bastante agradecid con usted y con la vida por el disfrute de éste su sitio-blog. Que no ha sido poco. Es todo lo más que deseo decir, de la manera más natural. Sensible, intelectualmente, su sitio ha sido estimulante para mi. Y confortador.

    Con toda delicadeza: conozco de aquí su alegría. Además, repitiéndome, conozco de su obra, vital y alegre, a través de otros.
    Demostrar nada. Creo que expresé apresuradamente la corta reflexión que a mi
    misma dirijo por éstos días cuando me invito a bromearle a la vida, a la gravedad del existir. - Nuestra época... tan dura.

    A veces me tomo expresiones de los muy jóvenes, sus invenciones de palabras.
    Sí, por favor borre las equivocaciones que comete mi teclado, las taquigráficas, las sintácticas, y las otras. Todo.

    Con afecto,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea como usted dice: ahora mismo borro todo lo que me indica. Lo borro del blog, pero no de mi corazón, de ahí no lo borra nadie.

      Con sumo afecto

      Eliminar