Páginas vistas en total

Seguidores

miércoles, 11 de julio de 2012

IN STILLER NACHT - JOHANNES BRAHMS


Al igual que el Lied de la entrada anterior, In stiller Nacht pertenece al ciclo 49 Deutsche Volkslieder, WoO 33, es decir, que se trata de una canción popular alemana que Brahms estilizó y a la que añadió un acompañamiento pianístico. Es, una vez más, una de las partituras más bellas escritas por el maestro hamburgués. La traducción más apropiada de su título sería, quizás, «En la noche silenciosa». Su texto es muy dramático, veamos una posible traducción:

In stiller Nacht

In stiller Nacht, zur ersten Wacht,
ein Stimm' begunnt zu klagen,
der nächt'ge Wind hat süß und lind
zu mir den Klang getragen:
von herbem Leid und Traurigkeit
ist mir das Herz zerflossen,
die Blümelein, mit Tränen rein
hab' ich sie all' begossen.

Der schöne Mond will untergahn,
für Leid nicht mehr mag scheinen,
die Sternelan ihr Glitzen stahn,
mit mir sie wollen weinen.
Kein Vogelsang noch Freudenklang
man höret in den Lüften,
die wilden Tier' traur'n auch mit mir
in Steinen und in Klüften.


En la noche silenciosa

En la noche silenciosa, a primera hora,
una voz comienza su lamento.
La brisa de la noche, suave y dulcemente,
trajo su sonido hasta mí.
En amargo pesar y dolor
mi corazón se deshizo.
Con simples lágrimas,
regué todas las flores.

La hermosa luna se pondrá
pues por el dolor no quiere alumbrar.
Las estrellas cesan de brillar,
quieren llorar conmigo.
Ni trinos de pájaros, ni alegres sonidos
se oyen en el aire,
incluso, los animales salvajes gimen conmigo
en rocas y desfiladeros.


En esta ocasión, he querido contraponer a la música tan romántica de Brahms, al igual que el texto del Lied, fotografías de un artista actual, el fotógrafo inglés Michael Kenna, nacido en 1953. 

 










Tanto el Romanticismo como el Arte Contemporáneo expresan, cada cual a su modo, la angustia de la existencia, representada por la oscuridad de la noche, el lamento escuchado en la lejanía, incluso el lamento silencioso de quienes ya no están pero cuya memoria prevalece. Así, Kenna, ha recuperado del olvido, ha gritado de nuevo a la humanidad, el grito de horror de cada voz que fue callada en el Holocausto, fotografiando de mil maneras y perspectivas los campos de exterminio donde se cometieron aquellas infames atrocidades.

En el texto del Lied  se habla de animales salvajes, de grietas y rocas, de tristeza y soledad; sigue habiendo de todo ello, pero con otras formas y volúmenes, en medio de otros paisajes. La noche sigue siendo la misma, y sigue iluminando los mismos laberintos, el mismo vacío, las mismas penalidades. Es digna de mención la obra Silent World de Michael Kenna.


[Con fecha de 9 de mayo de 2017 se ha puesto en contacto conmigo Louise, quien trabaja en Artsy; me solicita muy amablemente que incluya en esta entrada un enlace con la página de Michael Kenna con el loable fin de divulgar la obra de este excelente fotógrafo. Accedo con sumo gusto a su petición: haciendo clic en las palabras subrayadas, quien así lo desee, puede visitar estas páginas. En la de Kenna en particular, se puede encontrar más de 450 obras de este excelente artista, su biografía y artículos exclusivos. Invito a los lectores de Guerra y Paz a visitar esta página, no quedarán defraudados. Agradezco sincera y cordialmente la invitación de Louise.]



Escuchemos la maravillosa música de Brahms:

Elisabeth Schwarzkopf


amadeus-chor



Edith Mathis



Christian Elsner



Christa Ludwig



Jean Dane (viola)



Franui



 Letizia Scherrer




Para bajar la música picar la pica:


Para bajar la partitura picar la plica:



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Alex, qué alegría, siempre bienvenido. Gracias a ti.

      Un afectuoso saludo

      Eliminar