Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 25 de octubre de 2012

100.000

Mientras escribía una respuesta a un comentario a una de las entradas de este blog se ha producido la visita 100.000.
 Quisiera en primer lugar felicitarles, darles la enhorabuena por haber aguantado el tipo con tanto garbo, tienen ustedes toda mi admiración. En segundo lugar quiero darles de todo corazón las gracias: saber que están ustedes ahí, leyendo, escuchando, contemplando mi trabajo me llena de alegría: me comparto con ustedes, ustedes se comparten conmigo, entre todos llevamos a cabo una de las cosas más hermosas de la vida: comunicarnos, entendernos, escucharnos, ser personas, ¡qué gozoso es todo esto! Precisamente, esta tarde, con un puñado de buenos alumnos (no tengo malos) hablábamos de algo de esto: de que lo importante es la vida, las personas y, por qué no: el amor, sin melindres ni cursiladas, pero amor, amor entre congéneres, seres de la única raza, la raza humana: y como tantos han dicho, Borges: «el arte que entreteje naderías» y Verlaine: «Tout le reste n'est que littérature».

Ya saben, y espero que a nadie moleste, ya saben que soy más ateo que la pata de un burro muerto. Aun así, escojo para este día una música religiosa, católica para ser exactos. Su texto, al que yo le quito toda connotación católica, habla de amor, de caridad, de unión, de paz... y la música es muy hermosa. Es una obra coral de un compositor joven, Ola Gjeilo, un «Ubi caritas»

 

    Ubi caritas et amor, Deus ibi est
    Congregavit nos en unum Christi amor.
    Exsultemus, et in ipso jucundemur.
    Timeamus, et amemus Deum vivum.
    Et ex corde diligamus nn sincero.

    Ubi caritas et amor, Deus ibi est
    Cum ergo Simul in unum congregamur:
    Ne nn Mente dividamur, caveamus.
    Cessent iurgia maligna, lites cessent.
    Et in medio sit Christus nostri Deus.

    Ubi caritas et amor, Deus ibi est
    Simul quoque cum Beatis videamus,
    Glorianter vultum tuum, Christe Deus:
    Gaudium quod est immensum, atque probum,
    Saecula saeculorum por infinita. Amen.

Ojalá que podamos seguir juntos por mucho, mucho tiempo.

4 comentarios:

  1. Gracias a tí amigo por pasar horas para hacer este blog que nos enriquece el alma. No dejes de ser tú, no dejes de escribirnos, por favor. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré con el blog mientras las fuerzas me lo permitan, que espero que sea por mucho tiempo. Para personas como tú, que tienes palabras tan amables y tan bonitas para mí y para nuestro blog. Y para todo aquel que quiera apartarse un ratito del camino, y sentarse a reposar un rato, a la sombra en verano, al solecito en invierno.

      Muchas gracias, con tus palabras también has hecho de mi alma un lugar más confortable.

      Eliminar
  2. En realidad somos nosotros quienes estamos agradecidos por su constancia y por sabernos convencer. Voy como siempre con retraso y le leo (y escucho) más lento de lo que usted escribe.

    No conocía este Ubi Caritas, que me recuerda algo a Duruflé y tambien a otras obras de Javier Busto. Vaya aquí una de este último como mi agradecimiento: http://www.youtube.com/watch?v=hZNpAoi-1yw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una definicón de Retórica (u Oratoria), creo recordar, es "convencer deleitando"; ese es el sueño de todo profesor y, supongo, de todo escritor (los políticos no saben que es la Oratoria). Ojalá seguir Guerra y Paz les procure cierto deleite.
      Ola Gjeilo es un "chaval" nacido en 1978, si la memoria no me falla, y debe ser de por el Norte, con ese nombre... Sí, recuerda a Durufle; a Busto no lo conocía, lo escucharé más veces y con más atención.
      Su agradecimiento me reconforta, se lo agradezco.
      P. S. Siempre que subo música coral me va usted por la cabeza.

      Eliminar