Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 17 de noviembre de 2012

GRIEG - ICH LIEBE DICH (Op. 5, Nº 3)


Edvard Grieg - Bergen (Noruega) 1843 - 1907
En estos tiempos, en estos días, en los que el odio, la ofensa, la afrenta y el siempre cobarde insulto al más débil, son la moneda en curso, vil metal del que, a pesar de  estar inmersos en una crisis económica, nunca hay carencia; tiempos en los que la crisis todavía mayor es la cultural, crisis de los valores más elementales como el simplísimo y elemental respeto; tiempos de una ignorancia pertinaz, que en ella misma se relame y en su propio detritus hoza como una bestia inmunda, que es arrojada salvajemente a la cara del prójimo, ignorancia que se cree poseedora única de la razón y la verdad única; ignorancia que cuando en su torpe devaneo se encuentra con un triste cromo, un miserable panfleto, sólo es capaz de entenderlo como un arma nueva con la que humillar y ofender a los demás (creyendo que ese patético cromo o panfleto le hace inmensamente culto y superior al resto)... En estos difíciles tiempos de barbarie generalizada, de estupidez, de estulticia; en los que el amor, como casi todo, es de gastar y tirar... En estos tiempos, cuán cursi, cuán anacrónico resulta decir: «te quiero», «te amo», y cuánto más necesario. Pues hoy, cual salmón contra la más recias corrientes, voy a rebasar todas las barreras imaginables para muchos, de la cursilería, de la ñoñez, del sentimentalismo, y me tiro a la piscina de cabeza, me convierto por un momento en un trapecista sin red. «Ich liebe dich», «Te amo», tal es el título de la canción de Grieg que les propongo. El texto de esta canción está escrito a partir de un poemita de Hans Christian Andersen. Una vez más me ha resultado difícil encontrar una traducción aceptable; ha sido en el programa de una serie de conciertos de la Fundación Juan March, de diciembre de 1994.


Ich liebe dich

Du mein Gedanke, du mein Sein und Werden!
De meines Herzens erste Seligkeit!
Ich liebe dich wie nichts auf dieser Erden,
Ich liebe dich in Zeit und Ewigkeit!

Ich danke dein, kann stets nur deiner denken,
Nur deinem Glück ist dieses Herz geweiht;
Wie Gott auch mag des Lebens Schicksal lenken,
Ich liebe dich in Zeit und Ewigkeit.

Te quiero

¡Tú, pensamiento mío, tú mi ser y devenir!
¡Tú, primera delicia de mi corazón!
¡Te quiero más que a nada en esta tierra,
te quiero, te quiero, en el tiempo y la eternidad!

Pienso en ti, no puedo dejar de pensar en ti,
este corazón se entrega sólo a tu felicidad;
¡sea cual sea el destino que Dios depare a mi vida,
te quiero, te quiero, en el tiempo y la eternidad!

Su música, bellísima, está muy bien escrita.


Unas delicadas disonancias, talladas con afilados estiletes, consiguen una emoción vibrante, hiriente. Elisabeth Schwarzkopf y Geoffrey Parsons la interpretan así:


Pero, claro, tengo más versiones. Como esta, de Alma Oosthuizen.



Con acompañamiento orquestal, cantado por Dermot Troy.


Una transcripción para orquesta a cargo de Budapest Strings.


O esta otra, para saxo y piano, a cargo de Edward Rushton u Harry-Kinross White.


También para trío, por Elite-Künster Trio.


Y para piano solo, la de Margery McDuffie.


En esta versión, el pianista destaca muy bien esas disonancias que señalaba al principio. Love Derwinger, se llama el pianista, y canta Monica Groop.


[Esto sigue creciendo (23.11.12) y véase el "nuevo" final de la entrada] Acabo de recibir esta versión, la de mi amado Hans Hotter.


Para concluir, de nuevo la versión original para voz y piano, una versión preciosa, la mítica de Kirsten Flagstad.


[Segunda conclusión] Un amable lector me ha recordado una gran versión, la de la gran cantante española (¿mi preferida?) Victoria de los Ángeles (1923 - 2005).

Dice nuestro nuevo amigo que sus padres ponían en el coche un CD con esta interpretación; deduzco, se trata de alguien joven; sus padres son unas personas cultas, sensibles y de buen gusto, y nuestro lector ha heredado estas raras cualidades, en definitiva: tiene unas cuantas valiosas razones para sentirse afortunado. Gracias por todo, oriolr.


 

Una tímida petición, o sólo una sugerencia: díganle «te quiero», «te amo», a su mujer o a su marido, a su pareja, a su gato o a su perro, a su amante, a su amigo, a su amiga, a sus hijos e hijas, a su cactus, a un árbol, díganselo a ustedes mismos.


5 comentarios:

  1. Antes que nada, muchísimas felicidades por tu blog. Es un oasis.
    Por otro lado, quisiera hacer mi pequeña aportación a esta entrada con una versión que siempre me ha cautivado. Quizá es que mis padres ponían CD's suyos cuando íbamos en coche o es que quizá, simplemente, la encuentro un ángel, pero creo que la versión de Victoria de los Ángeles no puede faltar. Te la adjunto. A mí me encanta.
    http://www.youtube.com/watch?v=H4_XHGa1Zpo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias: sobre todo por tu aportación, en efecto, la versión de Victoria de los Ángeles es de las mejores, qué gran cantante, qué gran mujer; también te agradezco tus felicitaciones y tus amables palabras hacia mi Blog, has dado en clavo, eso me gustaría que fuese, un oasis, aunque mucho preferiría que no estuviésemos en medio del desierto.
      Inserto la versión de nuestra cantante en la entrada y añado otra que "Almazon" que ma traído esta semana.
      Un afectuoso saludo

      Eliminar
    2. He entrado a este blog de casualidad buscando la taducción de esta obra porque tengo que cantarla en una audición y al final me he quedado curioseando, está muy interesante.
      ¡Muchas gracias y felicidades!

      Eliminar
    3. Muchas gracias a usted. Me alegro de que le parezca interesante este blog y de que le haya sido útil. Espero que encuentre muchas cosas más de su agrado e interés.

      Gracias, un cordial saludo

      Eliminar
    4. Ah, y mucha suerte con su audición.

      Eliminar