Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 13 de septiembre de 2013

THE CALLAS CONVERSATIONS I (Sub. esp.)


La entrada de hoy va a estar dedicada al documental titulado:

The Callas Conversations I
Maria Callas Talking to Lord Harewood
(Subtitulado en español)

He subido este valioso documental a YouTube dividido en cuatro partes por la sencilla razón de que mi cuenta en el popular sitio web está penalizada; en efecto, subí algunos vídeos que vulneraban los derechos de autor de diversas instituciones y se me castigó retirando por completo un vídeo, poniendo condiciones de reproducción y cargando de publicidad a otros y, por último, limitando la duración de los vídeos que suba en lo sucesivo. Se me ha advertido de que puede ser cerrada mi cuenta, borrando todos los vídeos que haya subido, e incluso se pueden emprender acciones legales contra mi persona. Por estas razones últimamente subo menos cosas, y siempre asustado y temeroso.

En este documental podemos ver y escuchar a Maria Callas conversando con el gran filántropo británico Lord Harewood; también podemos escuchar alguna interpretación de la sublime cantante.

De Maria Callas nada se puede decir que ya no se haya dicho ni que ustedes no sepan. En mi modesta opinión, que creo que ya he manifestado en este blog, ha sido la mejor cantante de la historia, al menos de las que se hayan realizado grabaciones. Tanto el timbre de su voz como su técnica vocal y su manera de interpretar son simplemente únicas, excelsas, inalcanzables. Su timbre es afilado como una catana y bello como un arcoíris. Sus enérgicos y dramáticos agudos pueden hacer que una persona sensible se desmaye: no corta las notas, las termina como termina la punta de una gran llama. La ternura y dulzura de su voz en los pasajes en piano conmueven hasta la emoción más pura. No puedo dejar de poner dos ejemplos; son muy famosos, repetidos mil veces, pero siempre conmovedores, siempre nuevos, y en los que se pone de manifiesto de una manera evidente todo lo que acabo de decir.

Puccini – Vissi d’arte

Giordano – La mamma morta

Cuán a menudo sobran las palabras.

Sin embargo sí que quisiera decir alguna cosa sobre Lord Harewood, cuyo nombre completo era George Henry Hubert Lascelles, poseedor del título de conde de Harewood. No hablaré en este blog de lo que supone, y ha supuesto, la monarquía, la nobleza, la aristocracia en este país. En algunos otros países, el poder político y económico de esta clase social, ha sido empleado de maneras muy diversas, algunas de ellas tan chabacanas o más como en nuestro país, es cierto. Pero ha habido muy honrosas excepciones. Tal es el caso de la familia Lascelles. George nació en la mansión familiar, Harewood House, en Yorkshire. 



Quien haya leído la deliciosa novela «Retorno a Brideshead» de Evelyn Waugh y visto la serie televisiva que se hizo de esta novela apreciará sin más explicaciones las enormes diferencias entre la refinada elegancia de este tipo de aristocracia británica y las conductas a la moda y paletas, folletinescas, de otras que no es menester mencionar.

Así, George, estudió en el Ludgrove School, en el Eton College y finalizó su educación en el King’s College de Cambridge. Esto solo, por sí mismo, no es garantía de una gran formación, por supuesto. Fue la trayectoria vital de Lord Herewood lo que hizo de él un aristócrata en el más exquisito sentido del término. Sin entrar en detalles sólo diremos que dedicó su vida a promover la música en general y la ópera en particular. Su vida está repleta de muy jugosas anécdotas: participó en la Segunda Guerra Mundial y fue hecho prisionero; el mismísimo Hitler firmó su sentencia de muerte pero el comandante encargado de ejecutarle, viendo que la guerra estaba perdida, se negó a cumplir la orden.


Sin más preámbulos les dejo con este documental. En breve espero poder subir una segunda parte que se hizo con los mismos protagonistas.

(1)

(2)


(3)


(4)



P. S. Cuando son las 20:20 de este mismo día en que he publicado esta entrada acabo de recibir el siguiente mensaje por parte de YouTube:

« Hola, Carlos Gimeno:
Tu vídeo "The Callas Conversations II (c) Sub. esp." puede incluir contenido cuya propiedad o licencia corresponde a EMI, pero sigue estando disponible en YouTube. En algunos casos, el vídeo se podrá bloquear o se podrán mostrar anuncios junto a él.
Esta reclamación no penaliza el estado de tu cuenta. Consulta la página de notificaciones de copyright para obtener más información sobre la política aplicada a tu vídeo.
Atentamente,
- El equipo de YouTube
» 

¡... y yo no digo que no tengan más razón que un santo! Esperemos que todo se quede en eso...

2 comentarios:

  1. Magníficas estas Conversaciones con María Callas!
    Adorable su sencillez y fluidez para llevar la charla, nos deja muchas enseñanzas, todas ellas perfectamente aplicables a cualquier acto creativo. Ese rigor, esa disciplina y entrega imprescindibles para alcanzar la perfección, sin embargo recalca que lo hace con infinito placer porque ama la música.
    " La música debe amarse por su inmensidad, aunque suponga un permanente estado de miedo y angustia" le hace ver el gran Maestro Serafín.
    Las fotos que ha colgado Carlos, son preciosas, la Diva luce en todo sus esplendor, cuánta elegancia!
    Y la Mamma Morta, ya sabe que me arranca lágrimas...
    Gracias!!!!!
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sencillez de los grandes, o la grandeza de los sencillos: son expresiones que a fuerza de repetirlas "se enfrían", uno las oye pero ya no las escucha. Para llegar a cimas tan elevadas es evidente que hay que hacer grandes esfuerzos, a veces sobre humanos, esfuerzos que sólo unos pocos están en condiciones de llevar a cabo: es imprescindible poseer unas aptitudes extraordinarias, una inmensa capacidad de disciplina y sacrificio, un gran amor por lo que se hace. Si todo esto, encima, se hace «avec elegance» el resultado es milagroso.
      Le pido amablemente disculpas por conmoverle de ese modo tan íntimo... pero no he podido dejar de poner una de las mejores interpretaciones de Callas; no se lo diga a nadie, pero a mí, «La mamma morta» interpretada por Callas, también me arranca las lágrimas, siempre; el aria es magnífica, desde el desolado solo de chelo inicial hasta la última nota.
      Gracias a usted, muy apreciada Inés, por su bello comentario.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar