Páginas vistas en total

Seguidores

martes, 15 de octubre de 2013

THE GARDEN OF CELIBIDACHE (Subtitulado en español)


Esta entrada está dedicada al vídeo

THE GARDEN OF CELIBIDACHE
(El jardín de Celibidache)
Subtitulado en español

En primer lugar he de decir que la duración completa de este vídeo es de dos horas y ochenta minutos. Como mi cuenta de YouTube está penalizada por haber vulnerado derechos de autor, sólo se me permite subir vídeos de una duración máxima de quince minutos. Por esta razón no he tenido más remedio que dividir el vídeo completo en varias partes. Mediante un programa informático he tenido que ir visualizando por dónde pasar la tijera, de modo que no cortase ningún diálogo importante o algo de parecida índole. Para mí, esta no es una tarea en absoluto fácil: ayer estuve casi todo el día haciendo pruebas, cortando una y otra vez y desechando una y otra vez los resultados obtenidos. Por ejemplo, un problema que me costó mucho tiempo y esfuerzo resolver fue cómo hacer que los subtítulos no apareciesen cortados. Bien, al final me ha quedado una chapucilla que consta de 12 partes de aproximadamente 13 minutos de duración excepto una de unos tres minutos. Lo siento, no he sabido ni podido hacerlo mejor. Toda sea por aproximar esta gran figura de la dirección orquestal a todo el mundo de habla hispana.

Sergiu Celibidache (Rumania, 1912 – Francia, 1996) fue un controvertido director de orquesta que también dedicó gran parte de su tiempo a la enseñanza. Estudió filosofía y matemáticas y estuvo muy influido por un tal Martin Steinke, gran conocedor del budismo zen. Este podría ser uno de los jardines de Celibidache:


En este documental podemos ver a un Celibidache amante de la naturaleza, de los árboles, de las charcas y riachuelos, le vemos echar de comer a unos patos, a sus perros, se podría decir que incluso trata mucho mejor a su perro que a sus alumnos… En efecto, durante sus clases y lecciones magistrales, no le importa gritar e insultar a sus sufridos alumnos; también es cierto que alguno de estos alumnos parece un auténtico pasmarote, lo cual no es razón para que les trate de un modo tan despreciativo, claro está.


Dada su condición de filósofo discute con sus alumnos sobre algunos aspectos de la música. Por ejemplo, debate sobre la definición de la música. En muchas ocasiones en este blog hemos hablado de la imposibilidad de definir qué es la música. Parece que Celibidache era de la misma opinión; dice algo así:

 «¿Qué es la música? No hay un “eso” es la música, no tenemos definición de música. Es un error hacer de la música un objeto del pensamiento. Sólo se dicen tonterías en voz alta y tan fuerte como es posible. Cuanto más se intelectualiza, como algunos críticos alemanes, más grande es la tontería. ¡Hay música en cada uno de nosotros! Uno hace música sin darse cuenta. Cuando te afeitas cantando por la mañana, eso es música»

Luis Szarán, director de «Sonidos de la Tierra» (Paraguay), un magnífico proyecto de llevar la música a los olvidados, nos dice:

«Para mí la música es la sonrisa del alma, y el ser músico me permite entrar en el alma de las personas»

«La música es la sonrisa del alma», eso está bien. Cuando somos incapaces de explicar lo inefable sólo la poesía convierte lo irreal en verdad, sólo la poesía pone al alcance de nuestras manos el prodigio, ¿por qué, sino, son nuestras manos capaces de tanta ternura? La música es lo que cantamos, a menudo sin darnos cuenta, mientras nos duchamos, esa es la música en su esencia; música buena es la que nos gusta, da igual si es de Mozart o las cuatro notas que hemos escuchado salir de la humilde flauta de un pastor; se nos ha quedado en el alma, aunque en realidad ya estaba allí, sólo estábamos esperando que despertara, y al oírla lo único que hace es llenar un hueco, una presencia ausente y anhelada. Cada nueva música que descubrimos y nos atrapa (la hacemos nuestra) no es otra cosa que una pieza de puzzle que viene a llenar un hueco que estaba aguardando su despertar, para completar el sentido íntimo de nuestra razón de ser,  de nuestra plenitud, de nuestra alegría de vivir y de ser.


Creo que no es necesario extenderse. Una vez más, nos aproximamos al hombre, ya no sólo al artista, que se esconde tras el mito. Veamos cómo enseña, escuchemos lo que dice, lo que piensa y la música que interpreta este controvertido director de orquesta que fue Sergiu Celibidache.

 1


2


3


4


5


6

7


8


9


10


11


12


P. S. He de decir que dedico este trabajo a todas mis alumnas, a todos mis alumnos, tanto oficiales como particulares, que a lo largo de los años he tenido la fortuna de conocer y que han descubierto conmigo, con una sorpresa siempre renovada, que la música es, como quedó dicho más arriba, no un pretexto para lucimiento y enriquecimiento personal, sino algo que nos hace un poco mejores, un poco más buenos, que la música está dentro de cada uno de nosotros y por lo tanto nos une, que la música es el amor a la vida y la alegría de vivir.
 

37 comentarios:

  1. Agradezco a usted de manera muy especial el que me haya acercado a la obra de Celidibache a quien poco había escuchado.

    Hoy mismo he descubierto algunos interesantes enlaces-web a dicha obra, a su música y a su estética. Como el siguiente, que he leído a partir de la página 67 :
    books.google.com.co/books?isbn=9800020829










    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy yo quien le agradece a usted el descubrimiento de este libro de Castellanos Yumar que parece tan interesante. He leído las páginas que usted me ha indicado y es cierto que en el transcurso del vídeo Calibidache dice cosas semejantes, aunque no tan explícitas como en la obra de Castellanos.
      Muchas gracias por todo
      Un cordial saludo

      Eliminar
  2. El señor Celibidache es fascinante. Como músico y musicólogo, y como pedagogo. Consideraba la enseñanza como una de las mayores misiones humanas, concepción que comparte con usted, profesor. Y así, ésta entrada del blog, tan cálida como orientadora en el sentido de la música, ya seamos legos, medio-legos o músicos. Gracias mil.
    (Tambien quiero compartir el enlace a un video que juzgo bastante interesante. En éste, una entrevista, Celibidache responde detenidamente respecto a su obra como director-músico. El video está en francés, subtitulado en inglés: creo que no es de difícil traducción:
    http://www.youtube.com/watch?v=SthKs40ClCY

    L.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como habrá observado, una de las citas que escribo en esta entrada es un guiño a usted, pues fue usted quien me aconsejó el vídeo de donde la obtuve: «Para mí la música es la sonrisa del alma, y el ser músico me permite entrar en el alma de las personas». Ha señalado usted tres grandes aptitudes de Celibidache: músico, musicólogo y pedagogo. Y detrás de todo eso un hombre a quien le importaba la música más como medio de comunicación, de unión y de comunión con sus semejantes, que como cualquier otra cosa.
      Muchas gracias por sus siempre bienvenidas e interesantes visitas.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Saludo profesor Gimeno. Sí señor, he leído con detenimiento su escrito, y me alegra que haya sido de su interés la referencia al trabajo de Luis Szarán. En Suramérica existen varios proyectos de índole educativa-musical dirigidos a las clases populares que han logrado obtener apoyo estatal -y privado-. El de Venezuela, iniciado por José Antonio Abreu Anselmi en los años setenta, ha venido ganando reconocimiento mundial en años recientes. Me permito incluir un link que muestra un aparte de un buen video: "José Antonio Abreu en Tocar y Luchar". En youtube se puede ver el film completo.

      http://www.fesnojiv.gob.ve/es/videos/1060-jose-antonio-abreu-en-tocar-y-luchar.html

      Felicidades profesor,
      L.




      Eliminar
    3. Conozco bastante de cerca el proyecto de Venezuela. Los propios venezolanos que me han hablado de él me han contado que lamentablemente, tiene una enorme carga de propaganda política; mientras que se dedican muchos medios a ese proyecto para su proyección internacional, el pueblo llano sigue sumido en la incultura, casi en el analfabetismo, de manos de esos políticos que como muy bien sabemos, fomentan la ignorancia y la pereza intelectual, para provecho y lucro propio.
      Muchas gracias por sus siempre bienvenidos comentarios.
      Un cordial saludo

      Eliminar
    4. Profesor, ésto de la carga política hacia el proyecto musical 'El Sistema' solo ha venido siendo después de finales de los años noventa. Con el advenimiento del Chavismo como movimiento político, el cual ganó mucha fuerza popular. Sí, el histórico fenómeno del Chavismo se ha producido en un ambiente social y politico que ya estaba polarizado y que el mismo profundizó. (Conocí Venezuela meses antes de la llegada del Chavismo al poder). Pero el desarrollo del Proyecto educativo musical no solo es anterior, es mucho más que lo que los últimos gobiernos hayan hecho con él.

      Eliminar
    5. Usted, apreciado amigo, conoce sin duda, in situ, mucho mejor que yo cuál es la realidad. Y soy de la opinión que cualquier proyecto en pro de la cultura, y en este caso de la música, ha de ser bienvenido, fomentado, apoyado, defendido a ultranza Yo hablo desde la lejanía. La realidad de Suramérica es muy compleja, con una diversidad enorme: si es absurdo generalizar, en este caso todavía lo es más. Aquí, en mi país, España, cada nuevo gobierno, idea y cambia los planes educativos, en ocasiones varias veces en una misma legislatura, con los nefastos resultados que cabe imaginar. Conque le diga que aquí, en esta tierra en la que la gente se pega por si llamarla país, nación, estado o patria, aquí, los estudios musicales no están en el ámbito universitario, están fuera de la Universidad, no saben ni dónde meterlos, los muy ceporros. Ojalá en el mundo se vaya produciendo una revolución que lleve a la construcción de sociedades en las que la educación y la cultura sean primordiales y esenciales. ¿Seremos capaces...?

      Eliminar
  3. Diríamos con usted y con Celibidache que el asunto no es definir qué es la música, -ni su tempo de una manera externa-, es, por encima de todo, la vivencia de "cada música que descubrimos que viene a llenar un hueco que estaba aguardando su despertar". - de Celi, " El budismo – señalaba – no es una filosofía ni una religión, pero su disciplina espiritual contribuyó mucho en mi carrera. Sus beneficios espirituales me retribuyen estados anímicos que valorizo muy esencialmente”. (Hace poco declaraba en una mesa redonda efectuada en el país de Buda Zen: “Yo soy un hijo de esta tierra; el Japón es mi patria espiritual”). Y entrando en materia se diría: acceder al vacío de la mente, a la sola observación, que es, también, un no-querer-nada, acceder al silencio interior. De todas maneras, su formación cultural y filosófica la adquirió en Alemania, y aunque sin apartarse de sus orígenes rumanos, llegó a declarar: Yo me siento profundamente latino, combato por la latinidad: quisiera que nosotros los latinos alcanzásemos la perfección técnica de los anglosajones”

    Un Quijote más


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La diversidad. Es apasionante. Por un lado, nosotros, los latinos, con nuestra pasión por la vida (Rumania fue un gran país que convertido en ruinas por políticos y militares); por otro lado, el mundo anglosajón, con su rigor intelectual y su gran prefección técnica; por último (aunque en realidad hay más diversidad), Oriente, con la filosofía del vacío como plenitud. ¿Obtendríamos algo si fuésemos capaces de destilar lo que subyace de cada cultura y elaborásemos una filosofía/cultura aglutinadora de esas quintaesencias? Yo no lo creo: la diversidad es esencial en el universo, consustancial con él, la diferencia, la individualidad. La oportunidad que nos ofrece es diversidad es lo que la hace magnífica: poder influir aquí y allá, en esto y aquello, puntualmente, unas maneras de pensar, de sentir, sobre otras. En lugar de ello, la inmensa mayoría de las veces los humanos hemos actuado enfrentando ideas, intentando imponer las propias, menospreciando las distintas (que no ajenas). Y así nos va.

      Eliminar
  4. Gracias por su nuevo aporte musical en su blog.

    Es muy didáctico por su parte ir enseñándonos el quehacer y la vida de los más famosos directores del siglo pasado. Cada vídeo es muy interesante en sí mismo y en la relación que crea respecto a los precedentes. Podemos ir viendo las manías, tics, obsesiones, etc de cada uno de ellos.

    Dicho lo anterior, me reafirmo en que me cae fatal este gordo canoso y repeinado hacia atrás, junta morritos mientras dirige y aspirador de fragancias de flores descoloridas...

    Y es un gran director y tiene discos fabulosos, pero me parece un "capullo" (y no de rosa) de aupa.

    Lástima que esos alumnos de dirección que más se asemejan a un espantapájaros con alzheimer que a un estudiante avispado, no le lancen un escupitajo desde la tarima. Tenemos horchata en las venas...

    Disculpen esta especie de exabrupto hacia Celibidache, pero es más hacia su persona que hacia su arte.

    P.S. El resto de directores me caen bastante bien.

    Un cordial saludo y muchas gracias por el tiempo que se toma en la elaboración de su blog. Nos enseña mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir con nosotros su opinión. A mí me resulta un poco insólita, no la comparto. Es cierto que no en todos los momentos podemos ver en Celibidache a una persona amable, o incluso respetuosa. No obstante, raros somos todos, todos tenemos rarezas, momentos, expresiones, actitudes, más o menos acertados y, desde luego, no siempre del gusto de todo el mundo. Yo, sin embargo, veo en Celibidache, un hombre culto y sensible, con un mundo interior muy rico, con una visión de la vida, de la enseñanza y de la música que me fascinan. Evidentemente no todos pensamos igual: hay tantas visiones del mundo como personas lo habitamos.
      Me estimula a seguir trabajando el hecho de que piense que algo (o mucho les enseño).
      Un cordial saludo

      Eliminar
  5. Estimado Carlos, quisiera comentar algo sobre la manera que tuve de "conocer" a Celibidache: yo había leído muchas cosas sobre él, casi todas referentes a su difícil carácter y a sus enfrentamientos con otros músicos. No sentía curiosidad de escuchar en vivo a alguien así y entonces, hablo de finales de los ochenta, no circulaban discos suyos. Un día me encontré por casualidad con una serie de documentales sobre Celibidache que emitieron en el canal Arte, allá por sus comienzos. Uno de ellos lo encontré hace poco en DVD y se titula "You don't do anything - you let it evolve". El otro creo que está por youtube y es un ensayo con una orquesta y coro ingleses con el Requiem de Fauré. Lo que la lectura de las críticas me había ocultado me lo enseñaron esos documentales. No mucho después, en 1994, pude acudir a lo que fueron sus últimos conciertos en Madrid, con la Filarmónica de Munich e interpretando la cuarta y la octava de Bruckner. No exagero si digo que esos dos conciertos cambiaron musicalmente mi vida. No he escuchado nada parecido en mi vida. Si la memoria no me falla fueron el 25 y el 27 de abril de 1994.

    Ha pasado mucho tiempo, ahora se encuentran algunos vídeos que nos permiten acercarnos un poco a lo que era Celibidache. Un día hablé con un oboista francés que trabaja en Alemania. Comentando lo del mal caracter de Celibidache me dijo: desengáñate, en las orquestas alemanas son los músicos los que eligen al director; si tuviera de verdad mal genio lo hubieran echado, porque además cualquier músico pierde dinero al trabajar con él por el hecho de no grabar discos.

    Otra anécdota: un director alemán, cuyo nombre no citaré, me contó que había sido "alumno" de Celibidache. El día que tenía que dirigir por primera vez en clase se puso delante de la orquesta, colocó la partitura levantó los brazos marcando la anacrusa y, bajando la vista para mirar la partitura, dió la entrada. Celibidache le cortó inmediatamente y le dijo (quizá le gritó) que nunca, bajo ningún concepto, se deja de mirar a la orquesta cuando se le da una entrada. Este director me dijo con una carcajada que era la única lección que había aprendido y que nunca más lo había hecho.

    Por último: en la primera edición autorizada de sus grabaciones, que salieron en EMI hace ya unos años, las carpetas de los discos estaban llenas de comentarios de los instrumentistas que habían trabajado con él. Todos se desvivieron por trabajar con el más grande de los directores. Si un director pide doce ensayos para una obra de repertorio y en cada ensayo es capaz de sacar algo nuevo es que, simplemente, es el más grande. Los demás trabajan con tres ensayos porque, a lo peor, no son capaces de sacar más de una orquesta.

    http://www.youtube.com/watch?v=7yM-cPpPKKQ

    http://www.youtube.com/watch?v=RWqyuIAX1ZM

    Y para terminar lo que creo es más importante: me alegro mucho de su vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Eloy, me alegra mucho verle de nuevo por aquí, le echaba de menos y me alegra y le agradezco la frase con la que ha terminado su comentario.

      Le confieso sin ambigüedades que para mí, Celibidache, era casi un total desconocido hasta el descubrimiento de este vídeo. Había escuchado, eso sí, grabaciones suyas y escuchado los manidos y masticados comentarios sobre su personalidad. Y ahora que lo he conocido puedo decir que me ha fascinado. Las interesantes anécdotas que usted nos cuenta todavía incrementan mi admiración por él. Evidentemente uno nunca puede estar de acuerdo al cien por cien con nadie, ni consigo mismo, por supuesto.
      Qué bella lección: "Nunca dejar de mirar a la orquesta cuando se va a dar la entrada inicial", sería algo así como no mirar a los ojos de la persona que amas cuando brindas con ella. Además, Celibidache, como dirigía todo ¡de memoria! no dejaba de mirar ni por un instante a la orquesta: es ejemplar, tanto el hecho de no dejar de mirar a la orquesta como el de dirigir de memoria ¡todo!

      En cuanto al trato que dispensara a los miembros de las orquestas que dirigiera... En este vídeo podemos ver cómo atribuye el logro de un pasaje determinado a cantantes y músicos, quitándose él todo protagonismo: eso es ejemplar y dice mucho de Celibidache.

      También es ejemplar exigir doce ensayos, eso, hoy en día, es inaudito. Los directores van de aquí para allá, hacen uno o dos ensayos y a tocar; también las orquestas creen que ya lo saben todo, que no necesitan más, que nadie va a enseñarles más; claro, todo esto con las debidas excepciones. Es lo que en la chabancana jerga musical se llama "bolo". Infame.

      No puedo imaginarme esos dos conciertos que presenció con Celibidache al frente de la Filarmónica de Múnich. Pero si en grabación, el sonido que conseguía era excepcional, en directo debía de ser celestial.
      Intentaré ver los vídeos a los que me remite.

      Un afectuoso saludo, amigo Eloy, muchas gracias por su visita.

      Eliminar
  6. El alumno en la foto colocada por el profesor Gimeno es el exitoso director David Bernard, quien ha dicho lo mejor acerca de Celibidache. Hace algún tiempo leí un artículo que dice del trabajo del maestro en Venezuela; a más de bello, ilustrativo respecto a la dedicación y a la importancia que caracterizaron sus enseñanzas. He buscado el enlace: http://www.venezuelasinfonica.com/noticias/celibidache-entre-la-gloria-y-el-recuerdo-venezolano

    Escuchar el como toca la orquesta Celidibache ¡¡cambia musicalmente la vida de uno!! Es así, indudablemente. Muchas personas lo testimonian, lo expresan de esta manera. ¡Cuanto más podrán manifestar quienes trabajaron junto a él. O le escucharon directamente! Lo que él ha ofrecido es un sumo de la vida de la música. Del experimentarla y comprenderla, en el profundo sentido de éstas palabras.
    El Amor que Celibidache profesó y transmitió es evidente.
    L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque existe la historia cierta de un largo conflicto entre Celibidache y una mujer músico (buena música/o) con componentes machistas realmente feos. No sabría juzgar hasta que punto el conflicto haya sido iniciado, tal como parece, por el propio Celibidache. ... No estamos ante un ser humano perfecto, ni divino; no creo que existan tales.
      L.

      Eliminar
    2. Comenzaré por el final: no existe un ser humano perfecto; y no creo en las divinidades. Un ser humano es errático por definición, camina, con un poco de suerte aprende algunas cosas, si tiene buenas y grandes virtudes alcanza ciertas cimas; pero siempre cometerá errores, siempre cometerá actos repudiables, son inherenetes a la condición humana.

      Sin embargo también es capaz, el humano, de, como Celibidache, con sus errores y defectos, transmitir sentimientos como el que usted nos menciona: Amor. Y creo que en este vídeo lo podemos comprobar de una manera patente. El modo de mirar a sus músicos durante los conciertos, el timbre que consigue de las orquestas, sus gestos, sus miradas... Todo ello creo que sí, que transmite Amor, amor al prójimo, a la naturaleza, a la vida al fin y al cabo.

      Muchas gracias por su visita, L., que siempre recibo con sumo afecto.

      Eliminar
  7. Sinceramente señores, detenernos en si Celibidache era malhumorado o intolerante ante la estulticia de sus alumnos y colegas...

    No ha lugar.
    Como restar mérito a Dalí por sus manierismos, a Sartre porque consumía anfetaminas, a Deleuze porque se suicidó o a Zizek por su laissez faire...

    Repleto el mundo de mediocres sin esperanzas..

    ¿Es necesario buscar el hiato, la fractura en los genios?
    ¿Hay que endilgarles enfermedades; saturnismo a Bethoven, síndrome de Asperger a Glenn Gould...

    Repleto el mundo de mediocres sin esperanzas..

    En lo que a mi respecta me tendría sin cuidado que Celibidache despreciara al mundo , cuenta su obra donde sublimó ese sentimiento de ser cierto lo anterior.

    No es labor de los artistas evangelizar ni dar cuenta de las blanduras de la psicologia motivacional.


    Saludos a todos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo con usted, amiga Inés. Como digo más arriba, humanos somos, no otra cosa, que no la hay. ¿Quién ha sido el modelo perfecto, la perfección de las perfecciones en todos los ámbitos, absolutamente intachable? Eso no existe, y de existir, sencillamente no sería humano.

      Muchas gracias, Inés, una vez más ha dado en el clavo: no ha lugar, es casi caer en el chismorreo detenerse en este tipo de nimiedades.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    3. Señor o señora anónimo o anónima, en mi blog acepto casi todo tipo de comentarios pero no consiento la mala educación y la grosería. Todavía menos bajo el tupido manto del anonimato. De modo que borro su comentario. Seguro que encuentra otros foros en los que pueda expresarse como a usted le guste. Le ruego que entienda mi postura y la acepte de buen grado.
      Un cordial saludo

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    5. Estimada anónima o estimado anónimo. Habla usted muy bien mi idioma, y sin duda es una persona culta. Todo lo que usted dice es plausible, instructivo, interesante, y, por supuesto, cierto. Pero, en mi modesta opinión, esos no son atributos para menospreciar la opinión de alguien. Usted, con mucha razón, nos habla del célebre caso de la eminente trombonista Abbie Conant:

      "No hablo el castellano muy bien pero lo suficiente sí para entender que no he dicho ninguna grosería. Disculpe usted si he molestado en su blog.

      No tengo tiempo para un blog, y no interesa mi propio nombre sino las ideas. Conocer la historia grande del Valor de una persona música, más sobre las dificultades del gremio al que usted pertenece, entonces leer sobre Abbie Conant, su problema causado por Celi. No tengo nada mas en contra de ese maestro grande. (Grosería)"

      La grosería, la descalificación de la opinión bienintencionada de otra persona, en mi idioma, en mi blog, y seguro que también en su manera de ser son grosería. Le agradezco de corazón su educada respuesta, sus sinceras disculpas, pero de nuevo le digo que no acepto groserías en mi blog (algo para lo que usted no tiene tiempo) y borro su grosería. Yo tampoco tengo tiempo para escribir este blog, pero lo robo de mis horas de ocio, sueño y descanso para mostrar a quienes estén interesados (pero sobre todo para mis alumnos) cosas que considero valiosas e interesantes, y me parece fantástico que se establezcan debates, pero siempre dentro de la mayor corrección y respeto. Y le pido disculpas por borrarle un comentario y medio, pero estas son mis regals de juego.
      Le saludo cordialmente

      Eliminar
  8. Una pugna de fuerzas encontradas, el odio, la alegría , el amor,el furor...mil batallas internas y externas para ganar la guerra contra el Caos.Este artista es un Guerrero
    ¿Es eso Belleza, es eso Verdad?.
    Es Vida.

    Gracias Carlos, noble amigo mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No en vano se llama este blog "Guerra y Paz"; como dijo el poeta y guerrero Arquíloco, "en la vida impera la alternancia".
      Gracias a usted, querida Inés.

      Eliminar
  9. Estimado Carlos.
    De nuevo, le reitero mi más profundo agradecimiento por su estupendo blog y por sus videos traducidos que, en mi caso, son una bendición.
    Lamento leer esto de que youtuve le ha penalizado por insertar material protegido. ¿Protegido?, ¿de quién y de qué?. De la sabiduría popular, supongo.
    Más bien creo que deberían agradecer, como mínimo, que tenga usted el detalle de hacer más accesible este espacio de la cultura ya que "ellos" no tuvieron la decencia de incluir una traducción correcta en uno de los idiomas más hablados del mundo.
    Cláro que he tenido algunos DVD's en mi mano y he sentido ganas de adquirirlo, pero ¿cómo demonios se supone que voy a entender el texto si desconozco los tres idiomas "oficiales"?, y en ese caso ¿qué cantidad de esos videos se supone que pretenden vender en el mercado hispanoparlante?. Pues como es una verguenza y no tiene remedio, tenemos que buscarnos la vida y bucear a través de la red hasta encontrar almas sensibles y generosas que, como usted, tengan a bién ofrecernos estos trabajos.
    Porque se trata de un trabajo y como usted comenta, que consume horas y espacio vital que bien podría usted emplear en otras cosas.
    Yo lo siento mucho por la complejidad de la faena y por este encaje de bolillos en que se está convirtiendo difundir la cultura, pero si le sirve de algo, le vuelvo a dar las gracias y a animarle a que continúe en estas labores pese a todos los desagradecidos y fantasmas que parece se cuelan en este blog.
    Que les den morcilla cruda, Carlos.
    Perdóneme la indiscrección, pero ya estoy hasta arriba de tanta basura, del olor que despide ya este bendito país.
    En otra ocasión podríamos hablar de Don Celi y de sus peculiaridades.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Adriano:

      Ante todo quiero agradecerle sus palabras de gratitud, tanto como las de ánimo; uno no hace las cosas esperando las primeras, pero se echan en falta cuando son se reciben; las palabras de ánimo muchas veces sí que son necesarias, casi imprescindibles, tantos son los obstáculos que le desaniman uno en este quehacer.

      ¿Qué le voy decir?, que tiene usted toda la razón. ¿Por qué sólo hay tres idiomas como usted dice “oficiales”? La respuesta es muy sencilla, por dejadez de nuestras autoridades culturales que dejan a la buena de dios que el español sea considerado, en ámbitos culturales, una “lengua oficial”; ¿acaso algún ministerio de cultura ha considerado la música clásica cultura? En mi opinión la música clásica, es, para ministerios y ministros, por no decir también para todos los políticos, algo inexistente. Deberían ocuparse en establecer convenios con las casas discográficas y con las productoras de vídeos para incluir el español en sus subtítulos, así como en las carátulas y solapas de los cedés; si estas autoridades se ocupasen de crear esos subtítulos o esas traducciones, e incluso añadieran algún tipo de estímulo de índole, por ejemplo, económico, ninguna empresa se negaría a incluir esas aportaciones; al contrario, ¿por qué iban a negarse a ampliar sus mercados y encima recibir algún tipo de subvención? Pero aquí, en este bendito país, la cultura en general, y la música clásica muy en particular, importan tres pitos: nuestros políticos se meten en política para hacer negocios, no para otra cosa. Además de esta lamentable situación existe otro hecho no menos lamentable: ¿por qué he de ser yo, un particular norma y corriente, quien ha de llevar a cabo esta labor de difusión cultural (cosa que hago con sumo gusto? ¿Por qué no hay en los Conservatorios u otras entidades académicas departamentos encargados de tales menesteres? Por otro lado, las opiniones y comentarios que recibo por parte de ustedes, siempre son, a su vez, de personas particulares, personas normales y corrientes, nunca de ninguna institución, incluso me atrevería a decir que casi nunca de ningún profesional, sólo de amateurs: es como si, o existiese una gran dejadez e ignorancia por parte de los del gremio, o, peor aún, existiese una especie de envidia.

      En fin, amigo Adriano, para mucho nos daría este tema, y supongo que usted, al igual que yo, tendrá muchos asuntos que atender, no le robo más de ese preciado tiempo.

      Muchas gracias de nuevo y reciba un afectuoso saludo

      Eliminar
  10. Saludo grato,
    Interesante:
    http://huellaszen.blogspot.com/p/la-meditacion-zen-zazen-consiste-en.html

    un Quijote más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su saludo y comentario. He visitado el lugar que nos descubre, es bonito e interesante.
      Es esperanzador que el mensaje de Cervantes siga más vivo de lo que puede parecer a simple vista (dados los tiempos que corren...).
      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Profesor, digamos que como un paréntesis, o mejor: como puntos suspensivos, le remito otro descubrimiento relacionado con el anterior -el cual, aquel, tiene sede en su tierra, Valencia. Este también en España:
      http://www.zen-deshimaru.com.ar/preguntas-repuestas-maestro-kosen.php?no=659&liste=0&k=19&theme=9&t=55
      Un maestro que responde preguntas -y preguntitas- en línea a quien encuentro bastante agradable, no solo eso...

      ¡Agradezco su nota respecto a Cervantes!. Le cuento de mi relación quijotesca: ¿del Quijote? ¡amo esa obra!. Me produce tantísima alegría, cada vez que la retomo... Rio con ella a solas, con frecuencia a carcajadas.
      Las palabras, las que sean arcaísmos no son obstáculo, el diccionario existe, el de la obra; pero es que el Ingenioso Don Quijote de la Mancha se deja leer del corrido y, lo repito: ¡amo esa obra! - Y agradezco profundamente que España haya encontrado y dado esa voz universal al mundo; donde amor, Humor, moral, poema, canción, literatura, filosofía o pensamiento, personajes comunes y doctores, poder, mujer, caballo y burro..., fraternidad y batalla... han dicho del humano mundo con tal profundidad, sencillez, regocijado arte.
      Miles de cervantistas lo siguen estudiando. Y, ¿que escritor no se refiere de alguna manera a él? Por ejemplo, su admirado Borges. Yo, que no soy ni Cervantista especializado, ni escritor, guardo un buen listado de reproducciones de los pintores e illustradores que ha representado de la obra. También leo un poco de lo que han dicho sobre ella. Es fascinante.

      Un gran abrazo para usted,



      Eliminar
    3. Quisiera comenzar mi respuesta refiriéndome al final de su comentario: le agradezco sinceramente ese franco abrazo que me envía y le correspondo afectuosamente.

      He leído sobre el Quijote. Algunas cosas interesantes. Pero le confieso que su breve referencia a este libro me parece asombrosa; con una delicadeza de la que sólo es capaz alguien que ama, presenta la esencia de la obra con cuatro pinceladas, casi con cuatro palabras. Cuando leí su comentario le confieso que me cautivó, por no decir que me emocionó; lo leí varias veces, da gusto leerlo. Me parece muy hermoso que alguien ame, como usted, un libro. Y desde luego que El Quijote es un libro para amar, que enamora, y para toda la vida. Esos arcaísmos que usted menciona, lejos de distanciarnos, nos incitan, nos espolean la curiosidad, rescatan del olvido, del pasado, palabras que, aun teniendo hoy en día equivalentes muy similares, su sabor no es el mismo, palabras de un castellano muy hermoso; y lo mismo se puede decir de frases y expresiones, de pasajes. Me viene uno a la cabeza que siempre que lo releo me fascina como me fascinó la primera vez. Se refiere Quijote a la traducción, y así dice:

      «-Osaré yo jurar -dijo don Quijote- que no es vuesa merced conocido en el mundo, enemigo siempre de premiar los floridos ingenios ni los loables trabajos. ¡Qué de habilidades hay perdidas por ahí! ¡Qué de ingenios arrinconados! ¡Qué de virtudes menospreciadas! Pero, con todo esto, me parece que el traducir de una lengua en otra, como no sea de las reinas de las lenguas, griega y latina, es como quien mira los tapices flamencos por el revés, que, aunque se veen las figuras, son llenas de hilos que las escurecen, y no se veen con la lisura y tez de la haz; y el traducir de lenguas fáciles, ni arguye ingenio ni elocución, como no le arguye el que traslada ni el que copia un papel de otro papel. Y no por esto quiero inferir que no sea loable este ejercicio del traducir; porque en otras cosas peores se podría ocupar el hombre, y que menos provecho le trujesen.»

      Todo el fragmento es colosal y esas palabras olvidadas o evolucionadas: «tez», «haz», «veen», «trujesen», qué sabor añejo, qué gozo da leerlas, y qué ingenio el de Cervantes.

      Muchas gracias, estimado o estimada Anónimo, su comentario me ha hecho disfrutar de lo lindo.

      Eliminar
  11. Pues que el disfrute ha sido mío a causa de su ingenioso comentario, profesor. Que además es de enseñanza. Acrecentándola usted con la escogencia de un fragmento y un pasaje más que apropiados para alternar, ilustrar e inducir. Lanza certera a mi escasa mención de los arcaísmos, y de glosarios. He aludido a éstos con la misma simpleza de las muchas personas hispanohablantes (sinónimo de castellanohablantes), jóvenes o adultas, que alegan no acometer la lectura de Don Quijote de la Mancha a causa de sus propios tropiezos ante las palabras y expresiones del castellano clásico, o, del castellano arcaico con el que en variadas ocasiones Cervantes travesea.

    Pero, es como usted dice del hermoso castellano, y, de las palabras, frases y expresiones olvidadas: qué mejor que su sabor y su rescate para recrear la misma vida de la lengua. No recordaba el pasaje que vuesa merced ha transcrito, así que dádome el aguijón, heme encaminado ahora, con provechosas pesquisa y lecturas. El pasaje corresponde a la Segunda parte - Capítulo LXII - Que trata de la aventura de la cabeza encantada, con otras niñerías que no pueden dejar de contarse.*

    Justamente hace poco había reanudado yo la lectura de la segunda parte de Don Quijote de Mancha, estoy en los capítulos iniciales. Muchas gracias a usted que nos ha espoleado espléndidamente para continuar gozando con El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Y gracias por sus amables palabras para con mi comentario anterior, que usted ha perdonado los varios errores de puntuación y redacción que ese contenía.

    * En mi pesquisa y para acelerar, he consultado ésta(s) página(s) en donde un señor de nombre Martín de Riquer pone notitas a las palabras. También pone comentario al principio (pag.1). > http://cvc.cervantes.es/literatura/clasicos/quijote/edicion/parte2/cap62/cap62_04.htm

    ResponderEliminar
  12. Habrá manera en la que pudiese compartir nuevamente el documental ?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente fue por causa de este documental que me cancelaron mi cuenta de YouTube: al tener que hacerlo en doce partes, en lugar de una denuncia fueron doce las denuncias. Los poseedores de los derechos sobre esta película fueron implacables.

      Lo lamento mucho.

      Un saludo

      Eliminar
  13. hola. veo que ya no se puede ver el link de Celibidache's garden. habrá manera de mandármelo en partes o completo por We transfer? podría intercambiar algo con UD, tengo el Firebrand and Philosopher. o alguna cosa de música del mundo. espero se pueda. Celibidache cambió mi vida y agrdezco que sea apreciado de maneras tan profundas. saludos desde Mëxico

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar