Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 23 de agosto de 2014

BRAHMS - Trío Op. 114, 3er movimiento.

Hace días que no se me va de la cabeza la melodía de este movimiento, o del oído, o del corazón, como prefieran. Y no sé qué más decir. Podría decir que es una música bellísima, que expresa una dulce ternura: Brahms establece un diálogo entre la melodía principal y otra que enseguida entra a acompañarle, a acariciarle, y ya no dejan de mecerse juntas, de fundirse: dos melodías que se acarician; que se acarician dulcemente, con indecible ternura. Y no sé qué más decir.

 
 
Brahms, Trio en la menor, Op. 114, 3er movimiento, Andantino grazioso.  
Emanuel Ax, piano,  
Yo-Yo Ma, chelo,  
Richard Stoltzman, clarinete

2 comentarios:

  1. Ay, señor, que sí, que es hermosísimo. Me ocasiona, me surge, me envuelve, me lleva.. una sonrisa larga... Danza. ¿Qué tal esas 'voces' el piano, y luego el clarinete y el chelo, y el piano...? ¡Que trio!

    Jorge Luis Borges, en un poema intitulado Brahms, (desde la escucha de otra obra, supongo yo)::
    ...

    Nada
    podrá justificar esa osadía
    de cantar la magnífica alegría
    –fuego y cristal– de tu alma enamorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, sí, es una música bellísima, que te hace suspirar, o respirar entrecortadamente, como usted dice, que te envuelve con sus alas y te lleva, lejos, lejos, muy lejos, y te dejas llevar tan encantado, y te gustaría quedarte allí para siempre, envuelto en su belleza, belleza que es amor, y candor, y dulzura y amor, y amor y amor y amor...

      Borges lo explica infinitamente mejor que yo...

      Brahms tenía un alma muy grande

      Eliminar