Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 10 de abril de 2015

LA PRIMERA GOLONDRINA



Yo tuve la fortuna de estudiar un par de cursos con un gran profesor, un auténtico maestro, de esos anónimos, desconocidos, incluso me atrevería a decir que quizá yo solo advertí que lo era. Además era un hombre bueno, posiblemente no pueda ir una cosa sin la otra. Este hombre me enseñó un poco de solfeo, pero sobre todo me enseñó a escuchar: los dos o tres años que estudié con él nos hizo testigos de un prodigio, nos enseño a detectarlo. Cada año, por estas fechas, en un momento dado de la clase, dejaba súbitamente lo que estuviera haciendo y nos decía: -¡Chist! ¡Silencio! ¡Callad! Escuchad-; se hacía el silencio y entonces...: el primer trino de la primera golondrina. -¿Oís? ¿Habéis oído? Ya están aquí las golondrinas- Y entonces sonreía con satisfacción, yo diría que casi hasta le brillaban los ojos. La clase se detenía por unos instantes, nosotros atentos, intentando volver a oír a la golondrina, y él, sonriendo, con la mirada perdida, como sumido en escurridizos recuerdos.

Aprendí de él muchas cosas, quizá la más importante detectar cada dulce abril el primer trino de la primera golondrina. Hace un rato, justo cuando el día comenzaba a agachar un poco la cabeza, he escuchado el prodigio, primero casi imperceptible, luego claro, nítido, cortando limpiamente la brisa de la tarde, el primer trino de la primera golondrina. Ahora soy yo quien se queda sumido en recuerdos, quizá también a mí me hayan brillado los ojos.

Y he pensado: ¡el primer canto de la primera golondrina es mío!


Sì.
Mi chiamano Mimì,
ma il mio nome è Lucia.
La storia mia è breve.
A tela o a seta
ricamo in casa e fuori...
Son tranquilla e lieta
ed è mio svago
far gigli e rose.
Mi piaccion quelle cose
che han sì dolce malìa,
che parlano d'amor,
di primavere,
che parlano di sogni
e di chimere,
quelle cose che han nome poesia...
Lei m'intende?

-Sì-

Mi chiamano Mimì,
il perché non so.
Sola, mi fo il pranzo
da me stessa.
Non vado sempre a messa,
ma prego assai il Signore.
Vivo sola, soletta
là in una bianca cameretta:
guardo sui tetti e in cielo;
ma quando vien lo sgelo
il primo sole è mio
il primo bacio dell'aprile è mio!
Germoglia in un vaso una rosa...
Foglia a foglia l'aspiro:
Cosi gentile
il profumo d'un fiore!
Ma i fior ch'io faccio,
ahimè,
il fior ch'io faccio
ahimè! non hanno odore.
Altro di me non le saprei narrare.
Sono la sua vicina
che la vien fuori d'ora a importunare.

oo00O00oo

¡El primer beso de abril es mío! Puccini, como ustedes ya saben, escribió una ópera llamada «La rondine» (La golondrina). Para esa ópera compuso una de sus arias más bonitas, «Chi il bel sogno di Doretta». Si les apetece pueden escucharla conmigo, para celebrar el primer trino de la primera golondrina. Bienvenidas seáis, pequeñas, alegres, intrépidas golondrinas.

5 comentarios:

  1. Qué magnífica enseñanza, la de su profesor, Carlos! uno no se olvida en la vida de esas cosas, ese abrir de los sentidos con un acto tan humilde como el escuchar el canto de una golondrina. Y no cualquier golondrina, la primera que somos capaces de descubrir y percibir. En ese trino temprano todas las emociones invaden el alma y el corazón.
    Muchas gracias por compartir sus vivencias y regalarnos esas dos magníficas arias que al igual que golondrinas llenan de gozo los sentidos.
    Es Angela Gheorghiu la intérprete?
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Inés, sí, es Angela Gheorghiu, no lo digo explícitamente pero lo pone en el audio (audible); quizá debería haberlo especificado más, lo pensé más tarde. Sí, Inés, usted que es tan amante de la naturaleza, de los animales, y que capta de manara tan excepcional sus bellezas, entiende la importancia que tienen estos pequeños/grandes detalles: ¿de qué sirve escuchar una orquesta sinfónica si no se es capaz de escuchar, y amar, la riña de dos gorriones por un trozo de pan, el ladrido de los perros en la noche, el graznido de los cuervos y las comadrejas, el silencio de la nieve al caer...? La música no hace sino estilizar lo que en la naturaleza encontramos en estado puro, y vivo. Aquel profesor mío fue un maestro, una persona humilde y bondadosa, y sabia.
      Hay algunas cosas que, como usted dice, no se olvidan en la vida.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Curiosamente en mi pantalla aparece el audio pero no la descripción del mismo, al escuchar esta preciosa versión, la cantante me ha traído el recuerdo de la más grande, de sus timbres aterciopelados, sólo ( me parece) Angela Gheorghiu se acerca y la roza...
    No le parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted me ha leído, ya no el pensamiento, la mente. Escuché algunas versiones, pero en cuanto oí a Gheorghiu pensé exactamente lo que usted ha expresado: parece Callas, es lo más parecido a Callas, y no dudé ni un instante. Ya no por el parecido con Callas, por ella misma, pensé dedicar una entrada en exclusiva a esta cantante. Pensé, sentí, lo mismo que usted. Además de ser usted una artista excepcional posee un oído muy fino, no dudo ni por un instante que podría haberse dedicado a la música.

      Le agradezco sus intervenciones, su participación en «Guerra y Paz», además de romper mi monótona soledad, es usted una interlocutora excelente.

      Un afectuoso saludo

      Eliminar
  3. Sería maravilloso que hiciera esa entrada, esta gran cantante se lo merece, Ud nos adentraría aún más en el conocimiento de su trayectoria y talento. He visto algunos vídeos en youtube y me encantó desde la primera vez, como así también desde la primera vez me acercó a María Callas.
    Le hago una confesión, si volviera a nacer me gustaría ser músico, el piano y el violonchelo son mi pasión...también la ornitología.
    Estar y participar en "Guerra y Paz" es un gusto, una cita ineludible.
    Gracias a Ud, Carlos.

    ResponderEliminar