Páginas vistas en total

Seguidores

sábado, 6 de junio de 2015

IT NEVER WAS YOU - WEILL - KANAWA - PREVIN

I Never Was You es una canción que forma parte de un musical escrito por el compositor alemán Kurt Weill. Aquí, podemos escucharla  cantada por la soprano Kiri Te Kanawa; al piano, el compositor, director de orquesta, excelente músico, André Previn, interpreta una versión personal del acompañamiento. La interpretación es sublime; Kiri Te Kanawa canta con una voz dulce y serena, suavísimo, el pequeño crescendo que hace no abandona, no sobrepasa el dolce continuo con el que canta esta canción. Previn toca como sólo un gran músico es capaz de hacerlo: haciendo notar su presencia de un modo desapercibido. La compenetración entre ambos es íntima; no se sabe quién no quiere tapar a quién. Recuerda aquellas palabras de Kleiber: «deje entrar primero a quien tiene al lado». La canción es una de las más bonitas de este mundo.
 

Aquí podemos escuchar la misma grabación, sin imágenes, pero con una calidad de sonido un poco mejor:


It Never Was You...

15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario. Claro, estoy de acuerdo con usted, es una canción muy hermosa, y Kiri Te Kanawa junto con Previn le dan toda su expresión y realzan toda su belleza, con absoluta sencillez.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. :) El mío no es un comentario. Es el sentir, solamente. Hermosa entrada.

      (Siempre me gustaron la voz e interpretaciones de Kiri Te Kanawa; esta pieza por ella, dolce continuo, no la había escuchado. Sí, y lo ha dicho usted...Previn y Kiri Te Kanawa, la canción. Nada más que agregar de mi parte).

      Saludo afectuoso.

      Eliminar
    3. Sí, nada más que agregar, tan sólo agradecerle su visita y su saludo,

      al que correspondo afectuosamente.

      Eliminar
    4. Hola qué tal, he llegado hasta aqui mientras buscaba textos sobre "El libro de los abalorios" Un libro que me produjo una sensación placentera como pocos textos. En fin, me gustó su reseña y me he suscrito al blog. He leído este post bajo el que me dirijo y he sentido ganas de abrazar a su pequeña niña anciana y a usted por sentir así. Saludos.

      Eliminar
    5. Hola, Anne, muchas gracias por su amable comentario. Creo que se refiere a la entrada que dediqué a mi nonagenaria madre, pero tanto da. He visto la foto que ha escogido para su «avatar» (creo que así llaman a la foto de Google+) y veo que tiene gran parecido con la imagen que encabeza este blog, la de una mujer escribiendo. Bienvenida, gracias de nuevo.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    6. Sí me refería a ese post. Gracias. Escogí ese avatar porque escribir el lo único que soy capaz de hacer con libertad.

      Eliminar
    7. Es un avatar muy bonito, ha tenido muy buen gusto. Me pregunto por qué llamarán avatar a esa imagen distintiva de cada cual, es una palabra que no tiene ese significado la cojas por donde la cojas. Cosas de internet...

      Eliminar
  2. Encuentro fascinante este blog. Lo encontré hace tiempo por casualidad y me encanta, me enseña, me acompaña. Gracias Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Jesús, muchas gracias a ti por tu comentario. Creo que no puedo escuchar nada sobre Guerra y Paz que me agrade tanto como lo que tú me dices, que te enseña, te acompaña. Aprender, descubrir cosas, sentirse acompañado..., bueno, no sé si en eso consistirá la felicidad pero, al menos para mí, se le parece bastante.

      Muchas gracias de nuevo, María Jesús

      Un saludo cordial

      Eliminar
  3. Saludo, profesor Carlos

    Hace mucha falta usted por estos lares.

    Liliana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Liliana, creo que también a mí me hace falta volver.

      Un saludo cordial

      Eliminar
  4. Nos alegrariamos todos.

    ResponderEliminar
  5. Estimado maestro Carlos, o más bien "mi capitán" como lo llaman en otra de las entradas de este blog tan lleno de cosas bellas. Si me lo permite, me atrevo a anunciarle que ya ha superado el millón de visitas. Y la cifra sigue creciendo de forma imparable. A veces tengo la sensación de que estamos subidos en un buque de guerra, usted tiene el timón y toda su tripulación está a la orden esperando ansiosamente levar anclas. Piénselo al menos, Maestro. Piénselo. Mientras tanto, reciba un cordial saludo lleno de buenas intenciones para este su blog y consuelo del alma para caminantes imparables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Isabel:

      Muchas gracias por avisarme de la nueva cifra de visitas, así como por sus generosas y amables palabras.

      La verdad, ante esta cifra, no sé qué decir... Pero tiene usted razón, a pesar de que hace años que no publico nada, el número de visitas crece sin cesar, incluso me atrevería a decir que lo hace cada vez más rápido. Y ante esta realidad, no sé qué decir...

      Hace unos días vi que se acercaba la cifra, pero pensé que todavía tardaría un tiempo en ser alcanzada. Y de repente..., usted ha tenido la amabilidad de avisarme.

      De momento sólo puedo prometerle que escribiré una entrada para conmemorar la efeméride. Y lo haré lo antes posible. En cuanto a volver a levar anclas con miras a una más larga travesía no estoy en situación de prometer nada. Sus muy cordiales palabras son un gran estímulo para hacerlo.

      Le reitero mi gratitud por su amable atención.

      Reciba un saludo lleno de afecto.

      Eliminar